Reserva Nacional de Paracas

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar
Formación rocosa en Paracas

Contenido

Presentación

Atractivos de Ica
Ruta Sur del Perú

El litoral peruano cuenta con innumerables bahías y reservas naturales. Una de estas es la Bahía de Paracas, la única reserva marino costera del Perú, pues abarca 335000 hectáreas entre el desierto costero y el mar.

En este espacio geográfico existe una amplia variedad de especies de flora y fauna y es el refugio de miles de aves migratorias. Además en su espacio geográfico se desarrollo una de las culturas más importantes del Perú. Con grandes vestigios en cuanto a la confección de telares y uso de la ingeniera hidráulica para implementar la agricultura en zonas desérticas.

La cantidad de turistas que visitan la bahía por su importancia cultural y ecológica, ha causado que sea un destino ideal para pasar un fin de semana y disfrutar de las comodidades modernas y la armonía de la naturaleza.

Historia

El registro histórico de la bahía de Paracas nos remonta al proceso de independencia del Perú, fue un proceso que duró algo más de cinco años, entre septiembre del 8 de septiembre 1820 en que desembarca en Pisco el general José de San Martín y Matorras y la Expedición Libertadora del Perú, hasta diciembre de 1824 en que se sella la independencia. Sin embargo en el espacio geográfico se desarrollo una de las culturas mas importantes del Perú; la cultura Paracas. Además jugó un papel importante como vía de acceso a las islas guaneras que durante un periodo histórico colocó al Perú como el mayor exportador de este fertilizante natural.

Décadas después, ya durante la república se crea la ciudad de Paracas como distrito el 8 de marzo de 1951, con 1.200 habitantes. Para el 21 de julio de 1960 se creó por Decreto Supremo N° 15 el Parque Prehistórico Nacional, con el objetivo de proteger los vestigios culturales de la zona. Entre 1965 y 1967 el inglés Ian Grimwood del Ministerio Británico de Desarrollo Internacional recomendó el establecimiento de un parque nacional costero, cubriendo una superficie de 450 ha, incluyendo área terrestre con zona marítima adyacente. Luego en 1971 se propuso el establecimiento de un santuario nacional con una superficie de 1000 ha destinadas a la protección de poblaciones de flamenco, lobo marino, cóndor y pingüino de Humboldt. En 1973 se creó una comisión para el estudio del estado y situación del santuario. Posteriormente, el 25 de septiembre de 1975, a través del Decreto Supremo N° 1281-75-AG se establece oficialmente la Reserva Nacional de Paracas; creada con el propósito de preservar y utilizar sosteniblemente muestras representativas de las formaciones naturales y de la diversidad biológica existente en las provincias, biogeográficas del desierto pacífico subtropical y del desierto pacífico templado cálido.

Cultura Paracas

Muelle de la Bahía de Paracas

A finales del Período Formativo Superior (500 a.C) florece en la Península de Paracas una cultura extraordinaria. La teoría sobre el establecimiento de un grupo humano en esta zona costera se atribuye a los pobladores andinos quienes aprovechaban las riquezas de la humedad y las estaciones invernales en las que cazaban, recogían caracoles, babosas, moluscos, y también, para completar el alimento, recolectaban semillas y frutos silvestres. Aproximadamente por el año 7.000 a.C. el hombre se estableció de modo estable en la Costa. Para su subsistencia recolectaban grandes cantidades de mariscos con lo que aseguraban al organismo una buena dosis de proteínas. Pescaban y cazaban lobos marinos. Se relacionaban con el mar y del mar dependían en considerable medida para su alimentación. Se ha encontrado fragmentos de redes, de hilo de cacto, muy finas, de malla cuadrangular, mientras que las redes de carga eran de hilos gruesos y de malla pequeña.

Fue el arqueólogo Julio C. Tello quien descubrió los vestigios de la Cultura Paracas en julio de 1925. Halló los cementerios de Cerro Colorado y Cavernas cuatrocientos veintinueve fardos funerarios, muchos de los cuales contenían hasta dieciséis mantos además de esclavinas, turbantes, paños y demás adornos de uso personal. Dividió la cultura en dos períodos: Paracas Cavernas (7000 a.c.) y Paracas Necrópolis (2000 a.c.). Los tejidos Cavernas se caracterizan por ser de tipo geométrico y rígidos, predominando la técnica de doble tela Los tejidos Necrópolis, en cambio, presentan mayor maestría y delicadeza en los diseños debido a que eran bordados, lo cual permitía obtener hermosos motivos y creaciones llenas de color. Sin embargo el arqueólogo francés Federico Engel divide a Paracas en tres períodos basándose en la evolución de los estilos. Ambos coincidieron en que la cultura Paracas se caracteriza por haber realizado la trepanación de cráneos y por el alto desarrollo textil, testimoniado a través de grandes mantos con vivos colores que perduran intactos a pesar de los siglos transcurridos.

Ubicación

La Bahía de Paracas se ubica entre las provincias de Pisco e Ica a 250 km al sur de Lima. Sus las coordenadas geográficas son 13° 46´S - 76°14'W y 13° 54´S - 76° 19'W y posee 335.000 ha, de las cuales 217. 594 ha son marinas y 117.406 ha son terrestres. Su rango de altitud va desde el nivel del mar hasta los 786 m.s.n.m . Esta situada en la Península de Paracas.

Las modalidades de acceso a la bahía son variadas. Por vía terrestre:

  • Panamericana Sur hasta el km 245 desvío hacia el oeste por un tramo asfaltado de 11,5 km que empalma con la carretera Pisco-Punta Pejerrey.
  • Panamericana Sur hasta el km 231 desvío a la ciudad de Pisco y luego seguir por la arretera Pisco-Punta Pejerrey (27 km al sur aprox.)
  • Ingreso por Pozo Santo (km 257 de la Panamericana Sur). Ruta para expertos en 4x4 que conduce directamente a Laguna Grande y Carhuas, en la Bahía de la Independencia.

Por vía marítima:

  • Puerto San Martín, ubicado en Punta Pejerrey en la península de Paracas. O desde el puerto del Callao en lancha privada.

El clima es templado tiene un promedio anual de 22 grados centígrados con sol la mayoría de los días del año. En verano la temperatura es alta y alcanza los 32°C, y en invierno baja a 15ºC. Las precipitaciones son muy escasas y se producen generalmente de junio a agosto por la condensación de las neblinas invernales. En los meses de invierno hay fuertes vientos o “paracas” que arrastran la arena del desierto.

Descripción

Formación rocosa conocida como la Catedral

Se pueden realizar caminatas, camping, ciclismo de montaña,parapente, ala delta, espeleología, jeep safari (respetando las rutas establecidas),buceo submarino, natación, pesca deportiva, remo y snorkeling. Tanto el surfing como el windsurfing y el velerismo se puede realizar en la reserva pero no en San Gallán o Bahía de Paracas. Para el ingreso será necesario obtener los permisos respectivos y tomar en cuenta la importancia del mantenimiento la zona y la preservación de sus especies.

La Reserva Nacional de Paracas cuenta con instalaciones tanto para el servicio público como para las funciones de control y administración. El núcleo central tiene el centro de interpretación, el Museo de Sitio "Julio C. Tello", la oficina de administración, servicios higiénicos, duchas y casa de los guardaparques En el Museo de Sitio se exhiben piezas y artefactos de las antiguas culturas que habitaron este lugar. Elementos de alta textilería y menaje mortuorio, momias y cráneos deformados son unas de las piezas de mayor atractivo.

Turismo

La Reserva Nacional de Paracas es visitada todo el año, por turistas nacionales como extranjeros, habiéndose incrementado el flujo de visitantes en los últimos años. Los visitantes gustan de observar los diferentes ecosistemas, los restos arqueológicos de la cultura Paracas, el lugar donde desembarcó San Martín y la gran diversidad de fauna marina existente en la zona.

La oferta turística en el litoral marino de Paracas está constituida por las playas presentes desde la boca del río Pisco, pasando por San Andrés, El Chaco y el balneario de Paracas, que forman un circuito de litoral marino a lo largo de la bahía

Flamencos de la Bahía

Islas Ballestas

Las Islas Ballestas y la Reserva Nacional de Paracas representan toda la fuerza del turismo en la zona. El más visitado son las Islas Ballestas, que tiene una creciente demanda por los turistas ecológicos, situación reflejada por el incremento del numero de servicios de transporte hacia este destino, que opera desde el embarcadero de El Chaco. También se dan viajes por tierra al interior de la península en auto.

Las islas Ballestas son de fácil acceso, ubicadas a 20 km de la bahía, a media hora de viaje en lancha. Los viajes de turismo a las islas Ballestas se dan con una frecuencia de 6 a 8 lanchas diarias en invierno, sobretodo turismo extranjero que se concentra en los meses de junio, julio y agosto. En septiembre y octubre se incrementa el turismo escolar nacional. Los viajes a las islas Ballestas ofrecen la vista del candelabro, lobos marinos, aves, pingüinos, delfines y con suerte ballenas. Las lanchas atraviesan la bahía desde el embarcadero del Chaco en dirección al puerto San Martín, pasando muy cerca de sus instalaciones

Flora

Esta compuesta por la cobertura vegetal desértica conformada por especies xerofíticas adaptadas a condiciones de aridez extrema. Se ha identificado la existencia de 74 especies de vegetacion. Se caracterizan por la presencia dominante del cactus Haageocereus limensis asociado a otros tipos de cactus y algunos arbustos semiperennes. Algunas formaciones son conocidas como "albuferas" o "humedales costeros," los cuales suelen tener asociados "gramadales" conformando suelos de mal drenaje.

Presencia de terrenos misceláneos (cerros, dunas, eriazos, acantilados, quebradas secas) que ocupan gran parte del territorio de la reserva. Toda esta área está cubierta por suelo arenoso, a veces rocoso, no presenta la suficiente humedad para sostener plantas. Aparición esporádica de palmáceas.

Fauna

Aves migratorias

La variedad de condiciones naturales presentes hacen posible la existencia de una gran diversidad de especies animales, aproximada a 216 especies de aves, 16 especies de mamíferos, 10 especies de reptiles y 168 especies de peces registrados a la fecha. La reserva sustenta una abundante fauna ornitológica tanto residente como migratoria. Especies en situación vulnerable: Parihuana o flamenco suramericano, gaviota dominicana, rayador, el cóndor. El ostrero común en situación rara, el pingüino de Humboldt, el potoyunco en peligro de extinción y endémicos de la corriente de Humboldt.

Entre los mamíferos marinos cabe destacar a las 2 especies de lobos marinos, el lobo fino Arctocephalus australis y el lobo chusco Otaria flavescens, así como a la una nutria o gato marino Lutra felina que está en peligro de extinción. Estos animales usan como hábitat de reproducción algunas playas aisladas o de difícil acceso para el hombre. En el ambiente terrestre, se tiene al zorro de litoral o zorro costero Pseudalopex (Dusycion) sechurae que de vez en cuando puede ser visto andando por el desierto y puede aproximarse a las playas.

Que visitar

  • Punta Arquillo
  • La Mina/El Raspón
  • Islas Ballestas
  • Atenas
  • El Candelabro
  • La Catedral
  • Mendieta
  • Bahía de la Independencia
  • San Gallán
  • Barlovento

Referencias

Peruvianembassy.us
Walterwust.com
Parkswatch.org
Peru.info
Wikipedia.org


Reservas Nacionales

Tambopata Candamo · Calipuy · Pacaya Samiria · Junín · Lachay · Paracas · Pampa Galeras · Salinas y Aguada Blanca · Titicaca · Allpahuayo-Mishana · Tumbes

Del.icio.us! | Digg! | Meneame! | Blinklist! | Furl! | Technorati!