Ramón Castilla - Segundo Gobierno

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar

Contenido

Segundo gobierno de Castilla

(1855-1862)

Guerra con el Ecuador

Ramón Castilla

El hecho más saltante de este periodo fue la guerra que enfrento contra el Ecuador, entre 1858 y 1860. Las causas que motivaron la guerra, partieron del hecho que Ecuador había estado cediendo territorio peruano a sus acreedores ingleses con el fin de pagar su deuda externa. Otra causa de menor cuantía fue la expulsión del diplomático peruano, que al protestar sobre el hecho, recibió esa respuesta. El Perú recibió el apoyo de otros países como Colombia, Chile y EE.UU. Se firmó el tratado de Mapasingue.

Política Exterior

Castilla, no se mantuvo al margen con los hechos que acaecían alrededor del Perú, siempre tuvo una posición frente a algún conflicto exterior. Por ello, cuando el filibustero americano William Walker intervino en Nicaragua pretendiendo implantar una monarquía en 1856, Perú, México, Nueva Granada, Costa Rica y Guatemala firmaron en Washington un Tratado de Alianza y Confederación contra la agresión de cualquier país extraño. Castilla también alzó su voz de protesta contra el pedido del presidente ecuatoriano, García Moreno, de convertir el Ecuador en un protectorado francés o español. En simultáneo, México, era víctima de la intervención francesa, española e inglesa, en 1861, incluso Maximiliano de Austria sería proclamado emperador de ese país. La participación del Perú, consistirá en el envío de 5000 soldados a cargo de Nicolás Corpancho. En 1861, en Santo Domingo, el presidente someterá a su país al dominio español. El gobierno peruano protestará ante tal suceso.

Otras Obras

En 1852, se llevo a cabo el Primer Censo Republicano directo, de donde se conocerá que el número de habitantes en el Perú es de 2 475 728. El Colegio Guadalupe se convertirá en nacional Llegará a la ciudad de Lima, el alumbrado a gas, y se contará con el kerosén en 1856, introducido por Jhon Dockendorft. Se construirá el ferrocarril Lima-Chorrillos, en 1858.

Guerra con España

Antecedentes

La guerra contra España, tiene uno de sus antecedentes cuando la Reina Isabel II, envía al Océano Pacífico una expedición científica al mando del marino español Luis Hernández Pinzón. La expedición, lo que en realidad buscaba era apoyar los reclamos de los súbditos españoles asentados en el Perú.

El tiro de gracia lo dará el incidente originado en una hacienda llamada Talambo, en la que se enfrentaron trabajadores españoles y el propietario de la hacienda Manuel Salcedo. En esta hacienda, ubicada en Lambayeque, hubo una riña entre españoles y peruanos, de donde un español resultó muerto. A partir de este hecho afirmaron escandalosamente que en el Perú se estaba asesinando españoles. Este fue el pretexto de España para iniciar una guerra.

Pretexto de la guerra

Luego del incidente en la Hacienda Talambo, un funcionario español, Eusebio Salazar y Mazarredo, pretendió ser recibido por el gobierno peruano como Comisario Regio de la Reina Isabel II en el Perú. Como el gobierno peruano, al mando de Juan Antonio Pezet se negó a recibirlo con dicho título por corresponder sólo a colonias de España, Eusebio Salazar decide ocupar el archipiélago de las Islas de Chincha, el 14 de Abril de 1854. El gobierno de Pezet, se decidió por los tratos diplomáticos, porque era una forma de ganar tiempo hasta que lleguen los barcos peruanos comprados en el extranjero, el Huascar y la Independencia. El gobierno entonces firma el desfavorable tratado Vivanco-Pareja, en 1865, comprometiéndose a pagarle a España una indemnización de 3 millones de pesos a España, recibir a un comisario regio del gobierno español y pagar los gastos ocasionados a la metrópoli a raíz de las luchas independentistas. Los españoles, a cambio devolverían las islas.

Causas de la guerra

La disposición intervencionista de potencias europeas en los países americanos. Los europeos buscaban en el fondo, recuperar posesiones en América. Una prueba de ello fue la invasión francesa a México en 1862, así como la acción del general Santa Ana, quien entregó su patria, Santo Domingo a España, en 1861. El atractivo económico del guano. El Perú comercializaba grandes cantidades de guano que le reportaba considerables ingresos económicos. Los gobiernos de Castilla y Echenique habían previsto el pago de la deuda externa. España que estaba al tanto de esto, quería aprovechar la oportunidad para cobrar al estado peruano la deuda contraída desde la Capitulación de Ayacucho.

La revolución de Arequipa

Como el tratado causó desagrado en el Perú, Mariano Ignacio Prado se subleva y depone a Pezet, proclamando la nulidad del tratado Vivanco-Pareja, declarándole la guerra a España y formando una alianza que incluyó a Chile, Ecuador y Bolivia. La revolución estuvo liderada por Mariano Ignacio Prado, quien contó con el apoyo de los pueblos del sur y la unión de los del norte al mando del coronel Balta. Estableció su cuartel general en Chincha, con un total de diez mil hombres, luego se trasladó a Lima. Ante la sublevación Pezet dimitió. El mando lo obtuvo el Vicepresidente Diez Canseco, quien realizó un comisio popular, pronunciándose a favor de que el coronel Prado asumiera el gobierno.

La guerra

Acciones iniciales

El aliado barco chileno, Esmeralda, logra capturar la nave española “Covadonga”, ante la derrota el almirante español José Manuel Pareja se suicidó siendo reemplazado por el brigadier Casio Méndez Núñez, comandante del blindado “Numancia”.

Combate de Abtao

Se llevó a cabo el 7 de Febrero de 1866. La escuadra aliada compuesta por La esmeralda, Apurimac, América, Unión y la Covadonga, que en total sumaban 57 cañones, se enfrentaron a las fragatas españolas “Blanca” y “Villa de Madrid”, que tenían 92 cañones. El combate duró dos horas y la victoria fue la de los aliados, destacando la participación del contralmirante peruano Manuel Villar.

Bombardeo a Valparaíso

La escuadra aliada al mando de Casto Méndez Núñez, bombardeó Valparaíso durante 3 horas aproximadamente disparando 2500 balas de cañón, que causaron destrozos en los depósitos de la aduana.

Combate del Callao

El 2 de Mayo de 1866, siete barcos atacantes que disponían de trescientos cañones en total, empezaron el bombardeo de las fortificaciones peruanas que sólo contaba con cincuenta piezas de artillería. El combate duró aproximadamente cinco horas, al cabo de los cuales los barcos españoles: Villa de Madrid y Berengela estaban seriamente dañados. La victoria de los peruanos se debía a la mejor disposición de tiro que tenían. Del lado peruano, la Torre de la Merced, con el secretario de guerra José Gálvez y veintisiete personas más, voló en pedazos, pero luego de unas horas, los barcos españoles estaban en retirada. La guerra había terminado y la victoria le sonreía a nuestra patria.

Consecuencias de la guerra

Consolidación de la independencia del Perú y Sudamérica. Sometimiento a prueba de los aparatos navales y militares de Perú y Chile. El Perú se endeudó considerablemente y fue necesario reunir a reformas económicas contrarias al pueblo que provocaron rebeliones indígenas como la de Juan Bustamante, al que se le denominó Túpac Amaru III.