Periodo Arcaico

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar

En el Periodo Arcaico (7000 a.n.e - 2000 a.n.e. aprox.) se inicia la agricultura incipiente y la domesticación de animales. Los principales arqueólogos llaman Arcaico Inferior o Temprano al periodo en que surgen las primeras aldeas de horticultores y pastores de camélidos; y Arcaico Superior o Tardío al periodo de la Revolución Agropecuaria en los Andes, caracterizado por la sedentarización de los pueblos de economía productiva, desarrollo de la arquitectura ceremonial, la especialización artesanal, el surgimiento de las clases sociales y el estado teocrático incipiente.

Los horticultores y pastores del Arcaico Temprano son los grupos humanos de: Guitarrero (Ancash), Santo Domingo (Ica), Chilca (Lima), Telarmachay (Junín), Jaywamachay (Ayacucho), Piquimachay (Ayacucho) y Tres Ventanas (Lima).

Al Arcaico Tardío corresponden: Cerro Paloma (Lima), Huaca Prieta (La Libertad), Caral (Lima), Kotosh (Huánuco), La Galgada (Ancash), Huaricoto (Ancash), Los Gavilanes (Ancash) y Piruro (Huánuco).

La mayoría de arqueólogos siguen considerando que el advenimiento de las técnicas de cerámica en los Andes Centrales es el hito divisorio convencional entre el Arcaico y el Periodo Formativo, donde se desarrollaron las Altas Culturas como Cupisnique, Chavín y Paracas.

Pobladores del Periodo Arcaico

Contenido

La Domesticación del entorno

Nacimiento de la Agricultura en el Periodo Arcaico

Con el transcurrir de los años los hombres andinos fueron aprendiendo los ciclos naturales de los animales y plantas. Se dieron cuenta que si recogían todos los frutos y semillas de un valle, al año siguiente no habría nada que recoger, de igual manera si procedían a una caza indiscriminada de animales, les sería muy difícil encontrar otros en los años sucesivos. Hacia el 6,000 a.C. empezó una caza y recolecta selectiva que aseguró a los pobladores del Ande alimentos para las próximas temporadas. Ya no consumían las semillas, solo los frutos o granos maduros, de igual manera ya no se cazaba a todos los animales, sino que dejaban ir a las hembras y a los más pequeños.

Esta revolución condujo años mas tarde al descubrimiento de Agricultura y ganadería y con ello al paso de una nueva secuencia cultural en los Andes. Hacía el 5,000 a.C. se empezó con al domesticación de plantas como la quinua, las calabazas, el pallar y frijol. El cuy y la llama principalmente fueron domesticados desde esta época. Desde el 7,000 a.C. ya se tiene registro en los diferentes estratos de las cuevas y abrigos rocosos de la preferencia en el consumo del hombre por la llama. Se cree que este cambio en la alimentación (camélidos por cérvidos) se debió al descubrimiento de la domesticación de la llama. Este fue un proceso gradual e irreversible, los animales y plantas domesticadas son diferentes a sus ancestros inmediatos, dependiendo cada vez mas del hombre para su subsistencia.

La agricultura para estos años era una incipiente recolecta selectiva pero con mayor cuidado del hombre por juntar y sembrar las semillas. Esta actividad supuso que la trashumancia practicada desde hacía miles de años fuera dejada paulatinamente hasta el total sedentarismo del hombre andino. De igual manera este sedentarismo lo obligó a salir de las cuevas y abrigos rocosos para establecerse donde las tierras fueran más fértiles, principalmente valles. Este proceso duro miles de años hasta la aparición de aldeas y centros urbanos (aprox. 2,500 a.C.)

El sedentarismo tuvo varias etapas pero se sabe con seguridad que apareció posteriormente a la domesticación de camélidos y una rudimentaria vida pastoril. A medida que los valles fueron cultivados, los hombres andinos eligieron como lugar de residencia las márgenes de los ríos y los valles interandinos y costeños. Los restos hallados en las distintas excavaciones revelan para este periodo un significativo aumento de la población.

Origen de la Agricultura y Ganadería

Pelicano:alimento de los habitantes de la costa peruana

El descubrimiento de la agricultura y ganadería fue sin duda uno de las más grandes revoluciones del hombre andino. Se cree que la domesticación de plantas y animales empezó en los 8,000 a.C. a raíz de la observación de los ciclos naturales de ambos recursos. La caza indiferenciada fue dejándose a un lado y se paso al cuidado selectivo de los animales y plantas. Ya no se cazó a hembras o animales pequeños, solo a los animales machos. Las plantas sufrieron igual selección. Ya no se recogía todas las frutas, semillas o vallas, tampoco se dejaban solo las maltratadas o secas pues se dieron cuenta que si estas eran las únicas que dejaban, al año siguiente, todos los frutos serían de baja calidad. Se dieron cuenta igualmente que algunas plantas crecen solamente en un sitio determinado y que no es posible conseguirlas en algún otro piso altitudinal. Por esta razón los hombres andinos y costeños empezaron a establecerse en sitios aledaños a sus tierras de cultivo y establecieron campamentos cerca de pastizales frecuentados por camélidos.

No se sabe exactamente como fue que la agricultura llegó a los andes centrales ni tampoco como es que las principales plantas utilizadas se domesticaron y llegaron a ser de consumo masivo para los años siguientes. En las cuevas y abrigos rocosos se han encontrado poquísimas muestras de plantas o semillas ya que la gran humedad existente en ellas impide la preservación por miles de años de estos productos. En la costa se han encontrado algunas semillas y plantas pero estas no son propias del lugar, lo que indica que las plantas fueron domesticadas antes de su llegada a la franja costera.

La domesticación de las plantas, al parecer, se dio de manera independiente y simultánea en varios lugares del continente. No hubo una influencia o una difusión específica entre las distintas regiones americanas y cada una de ellas logró domesticar tanto especies comunes como propias de cada lugar. En los Andes las plantas más importantes que se llegaron a domesticar fueron el maíz (4,000 a.C.), maní (3,800 a.C.), papa (5,000 a.C.), quinua (6,500 a.C.), cañihua (no existen datos sobre su domesticación), calabazas (4,500 a.C.), zapallos (4,500 a.C.), algodón (2,500 a.C.), ají (no existen datos sobre su domesticación) y frijol (7,600 a.C.) .

En la costa se han identificado calabazas, maíz, palto, maní, pacay, yuca, guayabo, algodón y chirimoya.

La costa tuvo en la recolección marina su principal sustento. Sin embargo poco a poco la dieta del hombre costeño fue aumentando con la llegada de las plantas domesticadas. Este cambio en la alimentación costeña fue conocido a través de las investigaciones de Junnius Bird, E. Lanning y T. Paterson entre las décadas de 1950 y 1960. Sus estudios concluyeron que junto a la pesca la agricultura se abrió paso y fue mayormente utilizada en los valles y lomas, con sembríos estacionales y constantes (principalmente algodón).

Pastoreo y agricultura se adaptaron, al parecer, en forma simultanea en la sierra. La domesticación de camélidos se puede medir por la recurrencia de huesos en los recintos arqueológicos y por los patrones relacionados con su aprovechamiento. Los camélidos principalmente fueron adaptados por selección deliberada y se tuvo un control sobre su edad. La gran cantidad de restos de camélidos jóvenes sacrificados sugiere que eran preferidos para el consumo y también como un esfuerzo para controlar la especie. Los huesos de camélidos neonatos o recién nacidos indican su ubicación en corrales ya que es frecuente contraer en estos recintos enfermedades o infecciones.

Existen datos de la domesticación de camélidos desde los 7,000 a.C., pero datos confiables indican que hacia el 4,000 a.C. se formaron sociedades de pastores especializados por todo los Andes centrales. Existen restos de camélidos en Pachamachay, Uchcumachay, San Pedro de Cajas y Telarmachay, todas ubicadas en el actual departamento de Junín.

Primeros agricultores peruanos

Animales menores también fueron domesticados y asimilados a la vida cotidiana del hombre del precerámico. Existen restos del cuy desde los 8,000 a.C. (fase Ayacucho), pero no se han encontrado muestras que evidencien su domesticación sobre los 3,500 m.s.n.m.. Junto a la sedentarización del hombre, el cuy se vuelve alimento indispensable en la sierra.

La domesticación de animales le permitió al hombre del precerámico obtener numerosos beneficios que no obtenían con la caza o recolección. La permanente reserva de carne, huesos y lana cubrían las principales necesidades para subsistir en las punas cordilleranas.

Datos arqueológicos indican que hacia el 4,000 a.C., el pastoreo se consolidó principalmente en las regiones superiores a los 2,500 ms.n.m., sobretodo en Junín, Pasco, punas de Huánuco y Ancash. El pastoreo se generalizó por su fácil práctica y bajo grado técnico necesario para llevarlo a cabo. Bastaba juntar un rebaño de camélidos pues su alimentación era natural (aprovechamiento de los pastizales naturales en la puna y zonas altas de los Andes) y su cuidado se centraba en la protección del rebaño frente a depredadores. Los camélidos le proporcionaban todo tipo de beneficios a los hombres andinos, carne para su alimentación, lana para abrigarse y guano, indispensable combustible en las alturas del Ande. Como transporte, las llamas y guanacos fueron utilizados como bestias de carga no solo en las punas, sino también para movilizar y transportar cosas entre los diferentes pisos altitudinales. En la puna andina la dieta del hombre se complementó con el consumo de plantas que fueron domesticando en paralelo a la generalización del pastoreo. La maca, festuca, opuntia, quinua, cañihua, con altas concentraciones de vitaminas y minerales, fueron el principal consumo en las alturas andinas.

Costumbres Funerarias

En este periodo se encontraron muchos restos humanos tanto en la sierra con en la costa. Su posición, ubicación y objetos que acompañan estos cuerpos indican que hubo una especial preocupación por la forma como se enterraban los hombres del precerámico y también por la vida en el mas allá. Lamentablemente la falta de estudios no permite un análisis profundo de la vida y cosmovisión del hombre en el precerámico.

Los patrones mortuorios tiene características comunes en la costa (Paracas, Supe, Chillón, y Chilca). En la mayoría de excavaciones arqueológicas se han encontrado a los individuos en posición flexionada, usualmente envueltos con mantas u hojas, algunos rodeado de utensilios de uso común, pero siempre hay con especial cuidado en el entierro de niños y jefes de grupo o bando. Muchas veces se han encontrado restos dentro del espacio que corresponde a la vivienda. La ubicación dentro de la morada tuvo mucha importancia, ya que mientras más al centro se encontraba el entierro, mayor era el estatus e importancia del occiso.

Los entierros encontrados en la costa sur: Moquegua, Tacna y norte del actual territorio chileno poseen particularidades respecto a los entierros de la costa central y norte. La evisceración de cuerpos, la momificación y reemplazo de órganos y huesos (cultura Chiribaya), fueron costumbres practicadas por miles de años. Inclusive se han encontrado camélidos y perros momificados.

Arquitectura Monumental

Anfiteatro de Caral, muestra de plaza circular hundida
Vista Aérea de los Restos de Caral, se puede apreciar la plaza circular hundida

Al parecer la arquitectura monumental apareció de forma simultanea en los Andes centrales. Los mayores ejemplos se encuentran en la costa norte (Piura, Lambayeque) y central (Ancash, Lima), en la sierra norte (Cajamarca, Ancash) y oriental (Huánuco). En menor medida se han encontrado en Ica, Arequipa e inclusive en la región altiplánica. Sin embargo, no llegan a tener la monumentalidad y grandiosidad que tuvo principalmente en la costa norte y central. Se cree que estas construcciones fueron realizadas entre los 3000 a.C. y los 200 a.C. Las particularidades y ordenamiento de estos recintos arquitectónicos indican una profundización en las ideas políticas y religiosas. La presencia de frisos y dibujos muestran a su vez la cosmovisión, en muchos casos guerrera de los habitantes de estos complejos arqueológicos. Con los años estas construcciones fueron haciéndose cada vez mas comunes y crecieron en tamaño e importancia.

Entre los principales modelos arquitectónicos elaborados en este periodo sobresalen:

  • Edificios con plazas circulares hundidas
  • Los recintos cuadrangulares con fogón central
  • Edificios con plataformas y plazas
  • Edificios con forma en U o de herradura

Plazas Circulares Hundidas

Ubicados principalmente en la costa, entre Lambayeque y Lima, estos monumentos poseen distintas dimensiones espaciales y complejidades. Los ubicados en el valle de Supe son los más grandes y antiguos así como los que poseen mayores edificaciones asociadas. Estos recintos poseen básicamente un edificio principal o central, rodeado a la izquierda y derecha por dos edificios de menor tamaño y una plaza circular de variable extensión frente al edificio principal. Son representativos de este modelo: Las Haldas (1,800 a.C.), Alto Salaverry (1,800 a.C.) y Caral (3,000 a.C.).

Recintos Cuadrangulares

Manos Cruzadas de Kotosh, desarrollo que se llevo a cabo en el Periodo Arcaico

Se cree que este modelo arquitectónico tuvo su aparición hacia los 2,500 a.C. persistiendo su construcción hasta el 500 a.C. coexistiendo con otros modelos constructivos como los edificios de herradura. Durante muchos años se pensó que esta arquitectura era propia de la vertiente oriental de los Andes Centrales, especialmente por la reutilización del estilo en diferentes contextos arquitectónicos. Sin embargo se han encontrado recintos de la misma característica en el Callejón de Huaylas (Ancash), Huánuco y Lima. Este modelo se caracteriza por poseer una estructura cuadrangular con nichos en sus paredes interiores y un doble piso interior con un fogón central y una chimenea que va por debajo del piso. Son representativos de este modelo: Kotosh (2,500 a.C. - 200 d.C.), La Galgada (2,300 a.C.), Huaricoto (2,260 a.C.) y Huancaloma (1,130 a.C.).

Edificios con Plataformas y Plazas

Estas construcciones fueron comunes tanto en la costa como en la sierra. La utilización de este modelo tuvo su auge hacia los 1,000 a.C. y posee características particulares respecto a las otras variantes de arquitectura monumental. Poseen estas construcciones grandes terrazas que se ubican generalmente en las laderas de una colina. Sobre estas terrazas se ubica la plataforma principal que usualmente está decorada con grandes bloques de piedra tallada, y se puede acceder a estas plataformas a través de escaleras que conectan a plazas y grandes patios. Son representativos de este modelo: Pacopampa (1,200 a.C), Huancaloma (800 a.C.), Kuntur Wasi (1,100 a.C.), Layzón (1,000 a.C.).

Edificios con Forma de U

Este modelo arquitectónico se encuentra mayormente entre Lambayeque por el norte hasta Lima por el sur, pero el mayor número de construcciones se ubica entre el valle de Supe y Mala, ambos en Lima. Los investigadores piensan que estas edificaciones es una tradición costeña que llegó inclusive a la sierra y fue adoptada por grandes centros culturales.

Estas estructuras arquitectónicas se componen de un edifico central y dos laterales que forman una plaza o gran patio. Usualmente se orientan hacia noreste y es el edificio central, el mas grande e importante, pues su utilización ritual se asocia con los grabados y frisos encontrados en ellos. El edificio central posee un atrio medio asociado a una escalera que conduce a la plaza. La plaza es de tamaño variable (de 1 Ha. hasta las 30 Ha.) y en ella no existe edificio alguno, aunque si presentan variados niveles. Se cree que la plaza fue la zona ceremonial menos restringida y en ella se ubicaban los hombres del común. En estas construcciones también se han encontrado plazas circulares.

Son representativos de este modelo: Caral (3,000 a.C.), Garagay (1,400 a.C.) y Cardal (1.300 a.C.).

Las Artes

Los tejidos aparecen una vez concluida la domesticación del algodón. Para los Andes centrales los tejidos más antiguos fueron encontrados en Huaca Prieta por el arqueólogo Junius Bird en 1946. Junto a varios objetos (mates, restos de comida, tallas en piedra, etc.) los primeros textiles en algodón revolucionaron la concepción que hasta esa fecha se tenía acerca del avance tecnológico del hombre andino. Los tejidos de Huaca Prieta tuvieron un fechado de 2,500 a.C., mil quinientos años anterior al estadio cultural Chavín, considerado hasta entonces como el primer horizonte cultural de avanzada en los Andes.

Se ha encontrado relación entre la iconografía de Huaca Prieta y la realizada años mas tarde en Chavín. Si bien se puede encontrar toda una continuidad cultural e iconográfica de más de mil años entre una cultura y otra, lo cierto es que también para esta región la reproducción de la naturaleza fue práctica común. Seres antropomorfos y zoomorfos fueron la constante temática en muchas culturas prehispánicas, principalmente aves serpientes y plantas. Lo que si es evidente es la presencia de estas figuras por más de 4,000 años en los Andes centrales (pájaros, felinos, serpientes bicéfalas).

Los textiles de Huaca Prieta permiten un acercamiento al mundo del hombre precerámico. A través del tejido se pudo analizar el tipo de animal elegido, es decir si era doméstico o salvaje. También se pudo analizar el conocimiento científico y su dominio del entorno, pues a través del estudio de la fibra textil se obtuvieron importantes datos acerca del conocimiento que tenían sobre los tintes y su composición. La forma de torcer el hilo permitió conocer cuales fueron sus patrones en el tejido y también cuales fueron sus zonas de influencia. La técnica del entrelazado es la más antigua y simple que se conoce para esta época. Es una técnica en la que no se necesita un telar, tan solo se entrecruza de distintas maneras las urdimbres y las tramas del tejido. Sus variantes permite crear múltiples y complejos diseños.

Restos arqueológicos

Arcaico Temprano

Arcaico Tardío

Referencias

Históricas
Preceramico
Educared


Etapas Arqueológicas del Perú

Periodo Lítico · Periodo Arcaico · Periodo Formativo · Intermedio Temprano · Horizonte Temprano · Intermedio Tardío · Horizonte Tardío

Del.icio.us! | Digg! | Meneame! | Blinklist! | Furl! | Technorati!