Hacienda San José

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar

La Hacienda San José fue una de las más importantes haciendas en la costa del Perú, no sólo por su gran producción azucarera, sino también por la cantidad de esclavos que trabajaron en sus tierras y que la convirtieron en la más próspera de su época. Ahora convertida en un alojamiento turístico, guarda terribles historias y vestigios de lo que fue la vida de los negros venidos de Africa, en esta parte del país.

Es una antigua hacienda campestre; un parador que guarda entre sus gruesos muros historia de dominicos y jesuitas, de nobles españoles, de posibles filibusteros y de negros esclavos. Fue construida a finales del siglo XVII. Su capilla tiene un altaren típico estilo barroco. De stacan sus hermosos portales y amplio patio en el quese pueden encontrar yugos, arados y ruedas de carreta. Uno de los principalesatractivos es una galería subterránea por donde conducían a los esclavos con losojos vendados para que no pudieran escapar.

Plazuela


Contenido

Ubicación

Atractivos de Ica
Ruta Sur del Perú

A sólo dos y media horas al sur de Lima, en el distrito de El Carmen, Chincha, Casa Hacienda San José le ofrece una gama de alternativas para combinar descanso y diversión en un ambiente colonial que data del Siglo XII y que sigue vivo en cada detalle que lo acompaña.

Descripción

A 205 kilómetros de Lima, está el distrito de El Carmen y la Hacienda San José, dos paradas obligatorias para los turistas que visitan estos parajes sureños. A medida que uno se va adentrado a las entrañas de este caserío prolifera el verde en el paisaje.

Al llegar nos da la impresión de ingresar a un pueblo fantasma enclavado en el pasado donde los árboles, los pastos, las carretas antiguas, la madera de las puertas parecen tan antiguos como sus habitantes sentados afuera de sus casas. Aquí parece que el tiempo transcurriera sin miedo, y que la melancolía haya decidido pernoctar por siempre aquí.

La Casa Hacienda representa otro mundo, y se encuentra ubicada a un costado del pueblo donde llegan turistas dispuestos a pasar un relajante fin de semana en sus instalaciones, sin el ruido que emana el mundo moderno.


Historia

Baile Negro

Los inicios de la Hacienda San José datan desde 1688, inicialmente como cañaveral con 87 esclavos negros para la producción de azúcar y miel.

En 1764 gracias a una alianza matrimonial entre la hija de Don Agustín de Salazar Muñatones, dueño de esta propiedad, Doña Rosa Salazar Gaviño y Don Fernando Carrillo de Albornoz y Bravo Lagunas se adquirió la hacienda San Regis, que había pertenecido a los sacerdotes Jesuitas, con la cual conformaron unas de la propiedades más ricas de Chincha.

Hacia 1811, casi mil esclavos trabajaban la caña de azúcar y el algodón. Después de haber sido abolida la esclavitud en el país en 1854, muchos de los esclavos continuaron trabajando en este lugar. El último heredero de la hacienda, Julio Carrillo de Albornoz y Mendoza fue asesinado por los esclavos en 1879, en plena Guerra del Pacífico.

Hoy sólo subsiste la Casa Hacienda que ha sido convertida en un alojamiento turístico, y ya no cuenta con las grandes extensiones de terreno de sus tiempos de prosperidad.

Desarrollo Histórico

Monumento Histórico, Joya de la Arquitectura Colonial

Cuadro Jesuita

Casa Hacienda San José registra sus inicios en 1688, como dote de Doña Josepha de Muñatones y Aguado para su matrimonio con Don Andrés de Salazar. Rodeada de haciendas Jesuitas, el trabajo en San José debió ser muy duro para prosperar, forzando esclavos negros en el cultivo de caña para obtener azúcar y miel, dos de los productos más cotizados de la época.

Don Agustín de Salazar y Doña Francisca Gaviño y Reaño, Conde y Condesa de Monteblanco

Hacia el año 1764, otra alianza matrimonial en la familia, fortalece la Hacienda al adquirir San Regis, conformando una de las propiedades más ricas de Chincha, con más de mil esclavos trabajando campos de caña y algodón.

El Libertador, Gral Don José de San Martín

En 1821, durante las batallas por la Independencia del Perú, cientos de esclavos huyen uniéndose al libertador, Gral. Don José de San Martín. Fernando Carrillo de Albornoz y Salazar, entonces dueño de San José, huye a España abandonando a su esposa e hijo menor, Julio. El Estado expropia la Hacienda y en 1827 ella la recupera.

Escalinatas Principales de Ingreso

Error al crear miniatura: convert: no decode delegate for this image format `/tmp/magick-XXymNIae' @ constitute.c/ReadImage/530.
convert: missing an image filename `/tmp/transform_147a9cbf5a9e-1.jpeg' @ convert.c/ConvertImageCommand/2838.
Felip

En 1854, a pesar de la abolición de la esclavitud, muchos de los esclavos se quedan a trabajar en Casa Hacienda San José, pero durante una revuelta, el 25 de diciembre de 1879, en plena Guerra del Pacífico, el último heredero es asesinado en las escalinatas principales de ingreso.

Doña Angela Benavides de Cillóniz

Con el tiempo, la Hacienda es vendida, pasando desde 1913 a la familia Cillóniz y, es desde 1960 que Doña Angela Benavides de Cillóniz se mantiene como la actual dueña de este Patrimonio Histórico Cultural.

Las Catacumbas de San José

Error al crear miniatura: convert: no decode delegate for this image format `/tmp/magick-XXsGQLsf' @ constitute.c/ReadImage/530.
convert: missing an image filename `/tmp/transform_2615e6e67cd5-1.gif' @ convert.c/ConvertImageCommand/2838.
Vista Aérea

Entre los atractivos turísticos de la Hacienda San José están las Catacumbas, a las que se bajan por unas escaleras diminutas y estrechas, y donde se tiene que agachar la cabeza para no golpearse con el techo. Ya dentro del lugar, el ambiente es tenebroso y espeso, y nos da una sensación de claustrofobia.

Los únicos rayos de luz provienen de la media docena de velas que cargan algunos visitantes con suerte. Afuera hay sol, pero adentro el calor no es insoportable.

Estas catacumbas llegaban hasta la costa. De los barcos bajaban tres tipos de esclavos: los angoleños, los zulus y los mandingas. Aquí también se encuentra la iglesia, donde uno se siente verdaderamente empequeñecido, debido, quizá, al inmenso techo ovalado, y donde se siguen celebrando las misas dominicales desde hace cuatro siglos.

Esta iglesia ha resistido al tiempo como los recuerdos de los infortunados hombres y mujeres que fueron traídos del Africa, para habitar lejanas tierras que finalmente se convirtieron en su nuevo hogar.


Enlaces

Hacienda San José
Universidad Católica


Del.icio.us! | Digg! | Meneame! | Blinklist! | Furl! | Technorati!