Danza de las tijeras

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar
danzante de Tijeras

Danza originaria del sur de los Andes, en el Perú, consiste en el reto permanente de dos o más bailarines hombres (danzak), acompañados por sus respectivas orquestas de violín y arpa.

Contenido

Cosmología

Los campesinos llamaban a esta danza “Supay Huapasi Tusak”, que significa “danzante en la casa del diablo”. Fue José María Arguedas quien generalizó la apelación de tijeras debido a los instrumentos que los danzantes llevan en una de las manos.

Sobre la danza y las creencias de los danzantes de tijeras llamados LAYQAS o AYRAS de Huancavelica, éstos son descendiente de la cultura ANQARA y su Pacarina es la laguna de CHOCLOCOCHA. La cordillera de los Andes (QAPAQ ANTI ORQO APU para ellos), constituye el Olimpo de los dioses QECHUAS.

En cada montaña está el APU WAMANI y su consorte PACHASULA O PACHAMAMA, rodeado de los ancianos consejeros YAYA , YUYAQ y YACHAQ MACHUKUNA.

Entre nosotros, los humanos mortales, existen mensajeros representantes del APU WAMANI con virtudes suficientes para discernir entre el bien y el mal, comunicarse y coordinar con los otros dioses como el sol, la luna, rayo, catarata, ríos, vertientes, lagunas, cóndor, puma, amaru y otros; estos mortales, mayormente ancianos, fueron los QAPAQ LAYQAS.

Llegada a Lima

El primer grupo de danzantes de tijeras llegó, entre 1945 y 1960, a Ica y Lima. En los años de mayor violencia política, 1980-1993, Lima fue el refugio de las danzas de tijeras, así como de otras tradiciones musicales andinas.

Debido al estado de emergencia, se prohibieron la realización de muchas fiestas patronales que pasaron a celebrarse en la capital. Muchos danzaq que viven en la capital son actualmente contratados para las fiestas patronales en Ayacucho, retornando así a los pueblos y comunidades donde sí pueden realizar los rituales asociados a las divinidades tutelares.

Vestuario

El danzante no usa exactamente tijeras, sino dos láminas de acero. Estas láminas son independientes y no las sujeta ningún remache ni eje. Este instrumento se sostiene en la mano derecha, con la palma dirigida hacia arriba, y su sonido es logrado por la agitación de las láminas. Se usa un guante porque da más resonancia al sonido de las "tijeras" que se deslizan y entrechocan con más ligereza sobre la lana que sobre la piel.

El sonido metálico de las "tijeras" sigue exactamente el ritmo de la melodía ejecutada por los instrumentos de cuerda. Estas láminas tienen un peso de 700 gramos.

La vestimenta de los danzantes es impresionante por sus colores, bordados y ornamentos. El sombrero pesa entre 5 y 6 kilos y está profusamente adornado; lleva bordado el nombre del artista. El danzante usa una camisa, un chaleco y un pantalón que termina en blondas.

La vestimenta total puede pesar unos 15 kilos, por lo que el intérprete tiene que ser una persona físicamente muy ejercitada.

Instrumentos

Según algunos estudiosos, la danza de tijeras es un baile de pastoreo y de esquila del ganado que se ejecutaba para rendir culto a los rebaños de auquénidos.

Después de la esquila, las tijeras se deterioraban, por lo que comenzaron a ser usadas como un instrumento musical más.

  • El PINKULLU y la TINYA: instrumentos de viento y percusión respectivamente, conjugan armonías maravillosas en la música LAYQA.
  • EL RAWRAKU O RAWRARA (trompa) y el QAWQA O QAWQATU (caucato): armonizan de manera variada y cromática la música LAYQA.
  • El RAWRAKU (ONOMATOPEYA DE RAW... RAW...): antiguamente era confeccionado de madera de CHUNTA con una lengüeta de metal que se tocaba con la lengua o los dedos. Posteriormente este instrumento se confeccionó de puro metal.
  • EL QAWQA (ONOMATOPEYA DE QAW...QAW...) confeccionado de tallo de KISWAR arqueado, con una interposición de cuerdas hechas de las tripas de vizcacha u oveja, delgadas a gruesas; con el cristianismo se impone utilizar el arpa y el violín a la usanza española.
  • LA TIJERA LAYQA: el TUSUQ LAYQA se acompañaba con SAQSAQA (onomatopaya de SAQ... SAQ...), fruto de calabazo inmaduro que al secarse queda como un botellón sonoro por las semillas secas dentro.
Afiche sobre los danzantes de tijeras

Luego nace la sonaja hecha de madera de MULLI y planchas de metal. Como la sonoridad metálica tenía mayor alcance, construyeron dos planchas alargadas de metal con orificios para los dedos y que coincidentemente se asemejaron a las tijeras europeas.

Con la transculturación Hispano-Chanca esta costumbre era considerada pagana, idolatría, herejía, cosa de demonios. Perseguidos por ser ateos, lo danzantes o “anticristos” eran sojuzgados, castigados y ejecutados. A partir de 1564, 8000 LAYQAS fueron condenados como consecuencia de la tenaz campaña de extirpación de idolatrías de Cristóbal de Albornoz. Pero LAYQA TUSUQ continuaron bailando clandestinamente.

Al cristianismo no le quedó más remedio que aceptar la danza, condicionándola a la adoración del Niño Jesús en las festividades religiosas.

Los sacerdotes cristianos, les dieron "legalidad" y admitieron su presencia y los llamaron GALAS, condicionándolos a venir cada 25 de diciembre para adorar al Niño Dios. Antes de iniciar sus representaciones, los danzantes debían escuchar atentamente a los “copleros”, encargados de adoctrinarlos en la Religión Cristiana.

Así se adecuan las danzas autóctonas con la Navidad. Los danzantes son llamados Galas por la semejanza de sus trajes con los de Galicia, en España. La danza de Tijeras se llama así desde 1810.

Estructura de la danza

Elenco de Danzantes de tijeras

Los ritos de la danza se dan antes de llevarla a la ejecución.

  • Rito de Pachasiray: sirve para bendecir los materiales con que se elabora el vestuario. Dura toda una noche y va acompañado de rezos, de trago y de hojas de coca.
  • Para elaborar las tijeras, se realiza una ceremonia en la que se sumergen las hojas de hacer en alcohol por un periodo de 7 días. Luego se dejan secar por tres días, tres días antes de darse la danza.

La verdadera danza, en su lugar de origen, se baila de abril hasta diciembre (este período corresponde a etapas importantes del ciclo agrícola: cosechas y siegas, de marzo a abril, descanso de la tierra e inicios del año agrícola, agosto, y siembras, de setiembre a noviembre). Su realización se lleva a cabo en todas las fiestas agrícolas y religiosas importantes. Cada melodía corresponde a unos pasos:

Homenaje a los danzantes de tijeras en la Plaza de Armas de Huancavelica
  • Pasacalle: para marchar en las calles.
  • Wallpa wajay: cuando son las tres de la mañana y canta el gallo.

Durante el día se toca en tono mayor, por la noche, en tono menor.

  • Anticipo: es el primer día, cuando llegan al pueblo los músicos y danzantes. A las 12 de la noche, en secreto, hacen el pago en la plaza, la ofrenda al Huamani.
  • Víspera: segundo día, desfilan por las calles y bailan en contrapunto desde las 6 de la mañana hasta las 8 de la noche.
  • Día central: tercer día, se hacen las pruebas de magia, se traspasan con agujas y espinas, suben a las torres de la iglesia (torre bajay) y exhiben equilibrio y acrobacia.
  • Cabildo: cuarto día, bailan otra vez hasta las 8 de la noche.
  • Despacho: quinto día, los danzantes regresan a su lugar de origen.

Además del danzaq y los músicos, participa en el ritual el capataz o “coplero” encargado de la seguridad de los danzantes; éste vela también por su protección contra actos de brujería. Se le reconoce por su látigo y acompaña los desplazamientos de las cuadrillas durante las fiestas.

En la costa, especialmente en Lima, el tiempo y el espacio han hecho que la danza se modifique; aquí sólo dura 2 ó 3 días y se realiza en festividades de agrupaciones folklóricas. Para los teatros tuvo que adecuarse el tiempo y sólo dura de 15 a 20 minutos.

Cabe relatar que la popularización de esta danza se da a partir del gobierno militar de Velasco Alvarado, cuando se planteaba revalorar todo lo autóctono de nuestro país.

La danza de tijeras

Danzantes

La actual danza, practicada para la purificación del cuerpo y alma, es de origen mestizo: tomando en cuenta los instrumentos, la música, el traje y la coreografía no hay duda de que se trata de una danza mestiza de influencia española, en la que lo andino ha puesto elementos de su concepción del mundo y de su cosmovisión. Se puede interpretar también como expresión sincrética de resistencia andina frente a la violencia de conquista española.

Durante la danza se pone a prueba un dominio corporal y mental que sobrepasa la concepción humana del dolor; en más de 124 tonadas y 300 pasos, el danzante muestra sus habilidades.

Actualmente la “Danza de Tijeras” es “Patrimonio Cultural de la Nación”.

Zonas oriundas de la danza

Huancavelica, Apurímac y Ayacucho, antiguas zonas rebeldes Chancas.

Enlaces

Crónica viva
Gratis web
Wikipedia
Quechua
Música Peruana