Choquequirao

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar

Choquequirao es conocido como el otro Machu Picchu. Este recinto arqueológico recientemente ha cobrando un alto nivel de importancia y curiosidad tanto turística como cultural, lo cual está impulsado la investigación en el sitio arqueológico y sus alrededores.
Choquequirao proviene de la palabra quechua “chuqui k´iraw”, que significa “Cuna de Oro”, se extiende en un área de 2000 hectáreas, donde se ubican un conjunto de estructuras por encima de los 3100 msnm, y forma parte de una serie de complejos arquitectónicos dentro del Valle de Vilcabamba; último recinto de la resistencia inca. Su posición geográfica, su historia y el atractivo, como fuente de ingresos para las poblaciones aledañas, hacen de Choquequirao un sitio agradable y tentador como forma alternativa de turismo cultural.

Choquequirao

Contenido

Ubicación Geográfica

Atractivos de Cusco
Ruta Sur del Perú

Choquequirao se ubica a 3,085 m.s.n.m en el valle de Vilcabamaba. Políticamente, se localiza en la jurisdicción del distrito de Santa Teresa, Provincia de La Convención, Departamento del Cusco.
A partir del Meridiano de Grenwich:

  • Su latitud sur es de 13° 32'
  • Su longitud oeste de 72° 44'

Choquequirao se encuentra ubicado en la ceja de selva, que es la transición de los valles andinos hacia la selva. La vida en esta zona pertenece a las dadas en los bosques secos, montanos y sub-tropicales. La confluencia de estas iphone photography variaciones ambientales hace que se constituya un atractivo importante para que los visitantes puedan observar diversas expresiones de la fauna y flora del lugar como el oso de anteojos, el cóndor, vistosas mariposas y aves como el trogón – ave parecida al quetzal.

Posición Estratégica

Paisaje cercano a Choquequirao

Desde la perspectiva andina su ubicación es indudablemente estratégica, lo que le permitió a este singular asentamiento abarcar y tener un dominio sobre lo que podría considerarse uno de los trayectos altitudinales más extraordinarios del país.
A su vez, desde el aire los investigadores, que lo han apreciado, dicen que Choquequirao se muestra como un gran libro abierto, con el caudaloso río Apurimac a sus pies y una gran cadena montañosa que se precipita hacia las vertientes orientales cubiertas por una inmensa vegetación tropical; siendo otra muestra de la pretensión andina de dominar el mundo desde las alturas.

Clima

Por su posición geográfica, Choquequirao cuenta con un clima cálido alternado con temperaturas frías en las noches. La temperatura media anual es de 16ºC. Desde el sitio arqueológico se posee una extraordinaria vista hacia la vertiente de Río Blanco y del Cañón del Apurímac; y a lo lejos, se divisa el fabuloso nevado Salcantay.

Historia

Construcciones en Choquequirao

Época Inca

Se cree que Choquequirao formó parte de los complejos construidos para la resistencia inca, durante la ocupación española, dentro del Valle del Vilcabamba. Estos complejos están conformados por los conjuntos arqueológicos de: Ñusta Hispana, Vitcos, Espíritu Pampa, Concebidayoc, Pampaconas y Jabaspampa. Los mismos que estaban articulados por caminos incas con el Santuario Histórico de Machu Picchu.
Choquequirao se ubica en una montaña casi inexpugnable lo que permitió que tras sus muros de piedra se guarde la resistencia por casi 40 años. No queda claro quien fue el propulsor de su construcción, algunos presumen que fue Pachacutec alrededor del siglo XV, sin embrago otros defienden que fue su antecesor el inca Tupac Yupanqui. Tras estos 40 años Choquequirao quedó en el olvido, únicamente en el recuerdo de los pobladores de las comunidades cercanas, y fue invadido y protegido por la frondosa vegetación del lugar.

Época Moderna

Las primeras menciones sobre Choquequirao datan del período del virreinato y las ruinas han sido visitadas por viajeros y aventureros durante varios siglos. Posteriormente Choquequirao ha sido inspeccionado en múltiples oportunidades.
Fue el historiador Cosme Bueno, en 1768, el primero en anunciar públicamente su existencia haciendo algunas anotaciones e indicaciones sobre el sitio y colocándolo en la agenda de nuevos exploradores. Luego los franceses Eugen de Santiges y Leónce Angrand, hicieron lo mismo en el siglo XIX. En 1865, Emilio Colpaert es el primero en graficar el camino de herradura desde Cachora a Choquequirao dentro del mapa del Cusco. En 1911, Hiram Binghan -quien descubrió Macchu Picchu ese mismo año- constató la importancia de las construcciones; sin embargo este investigador fue quien afirmó que era Macchu Picchu la ciudadela escondida y el recinto más importante del antiguo incanato, por lo que Choquequirao fue asumido como un complejo con menor relevancia histórica.
Mediante la intervención de COPESCO y el impulso para formar una comisión multisectorial para implementar un nuevo diseño de desarrollo de circuitos turísticos y beneficiar a las poblaciones aledañas, se han realizado trabajos que han logrado detectar casi 30 grupos arqueológicos y restos del camino inca. Esto permitirá incrementar la actividad ecoturística en la región, generando un desarrollo sostenido de los pobladores de las localidades cercanas. Aprovechando las condiciones naturales de manera cuidadosa y cumpliendo con las normas de conservación y control.

Descripción

Función de Choquequirao

Según las crónicas de la post conquista, Choquequirao sirvió de refugio a los incas durante 40 años, desde 1536, durante la resistencia a los invasores españoles del Estado Inca en Vilcabamba. En la época de la colonia, del virrey Toledo, se hace mención sobre la importancia de Choquequirao, es posible que en estos documentos se hable de este tema y se mencione con otro nombre, como en Machu Picchu.

Biodiversidad

El entorno de Choquequirao es uno de los más ricos en biodiversidad, biólogos, ecologistas y expertos así lo señalan, sin embargo en esta zona, no se sabe con exactitud el número de especies en plantas y animales que existen, a pesar de esta deficiencia y de los escasos estudios científicos realizados, se ha podido determinar la existencia de diversas formas de vida.

Decoraciones en los andenes conocidas como las Llamas del Sol

Entre las más relevantes especies se tiene :

  • Al cóndor
  • La taruca
  • El zorro
  • El zorrino
  • Las vizcachas
  • El puma
  • Los picaflores
  • Los osos
  • El tucán de altura
  • Los quetzales
  • Tigrillos

Todas estas especies se han acondicionado a pesar de las variaciones de temperatura como es sol durante todo el día e inclementes heladas durante la noche. Este espacio también acoge al gallito de las rocas ave nacional del Perú.

La flora del lugar esta compuesta por helechos gigantes y una gran variedad de orquídeas, donde destaca la de la variedad wakanki. Al fondo del gran valle y bajo el efecto térmico del curso de agua que lo recorre, los bosques de la ceja de montaña brindan su calidez y condiciones ideales para una enorme variedad de cultivos de coca, achiote, maíz, cacao, café y frutales.

Desde el punto de vista ambiental, el principal valor de estos ecosistemas reside en el rol que juegan los exuberantes bosques que crecen en las partes altas de sus montañas para el mantenimiento del equilibrio hídrico de la región captando el agua de las lluvias y conduciéndola sin causar erosión hacia el río Apurimac.

Recuperación Histórica

Vista de la plaza de Choquequirao

Recién a partir del decenio de 1960 se iniciaron los primeros trabajos de limpieza de la zona, y el gran impulso lo realizaron desde 1993 los expertos del Plan Copesco. Estas obras permitieron la recuperarción de este inmenso complejo de piedra con cientos de andenes, murallas, habitaciones y sistemas de riego. La ciudadela se encuentra a más de tres mil m.s.n.m., en el distrito de Santa Teresa, provincia de La Convención, en Cusco (límite con Apurímac), y ocupa mil 810 hectáreas. Al igual que Machu Picchu, este complejo fue concebido en los pliegues de una meseta andina, lo que facilita una extraordinaria vista hacia la vertiente del río Blanco, el cañón del Apurímac y el nevado Salcantay.

La concepción urbano arquitectónica comprende templos al sol, a la tierra, una residencia real, depósitos, residencia para una población permanente de agricultores y productores de bienes y servicios, canales de riego, y fuentes rituales. Los trabajos de recuperación detectaron casi 30 grupos arqueológicos y restos del camino inca.

En 1986, el INC aprobó el proyecto de restauración que permitió la recuperación, consolidación y restauración de varios monumentos. Estos trabajos se ejecutaron desde mayo de 1993 hasta abril de este año. De esta manera, se rescataron la plaza superior (Hanan), los depósitos (Qolqa), la plaza principal (Huaqaypata), la plaza inferior (Hurin), el sistema de andenes de cultivo inmediatos a la plaza principal (Chaqra Anden), la plataforma ceremonial (Ushno) y la vivienda de los sacerdotes en la parte baja de la colina.

En cada uno de estos monumentos se llevó adelante trabajos de consolidación, recomposición y restitución de muros y estructuras, previa la eliminación de maleza, arbustos y árboles que habían afectado sus elementos líticos. “Choquequirao es un asentamiento disperso, y aparte de unos pocos recintos de piedra que aparecen en uno y otro lado de las laderas que rodean al sitio, nada impide pensar que en medio del bosque se escondan los cimientos o las simples huellas de viviendas donde habitaran gentes del común, en condiciones de campamento o como eventuales visitantes. En varios puntos hay obras de ingeniería hidráulica muy cuidadosa, expresada en una red de acequias y una extensa red de terrazas agrícolas dispersas en las laderas hasta casi llegar al lecho del río Apurímac”, refiere Luis Guillermo Lumbreras.

No cabe duda, entonces, que Choquequirao resulte ser obra de los incas y que, a diferencia de Machu Picchu, no fue edificado por Pachacútec, sino que fue obra atribuible a su sucesor, Túpac Inca Yupanqui. Y tal vez, incluso, pudiera ser posterior, de los tiempos de Huayna Cápac, que ya es el siglo XVI. Para el historiador, esta ciudadela es un complejo incaico diferente de Pisac, Machu Picchu u Ollantaytambo. Si bien es cierto que cumplían funciones diferentes, es un hecho que responden a arquitectos distintos. Los gustos y las técnicas así lo demuestran.

Rutas y Servicios

Vista de las ruinas de Choquequirao

La única manera de llegar al recinto arqueológico es a pie. Tras largas caminatas, se puede llegar desde distintos poblados aledaños. Desde el cusco se puede viajara hasta el poblado de Cachora (Apurímac) por alrededor de 30 kilómetros en un camino en zigzag, mediante una caminata de unos 4 días que puede ser hecha en mulas o a caballo. Las jornadas tienen una duración promedio de cinco a seis horas cada día Se accede desde los centros poblados de Cachora, Huanipaca, Huancacalle, Santa Teresa y Mollepata, mediante caminos peatonales, pasando por los pisos ecológicos de puna baja, puna alta y las faldas del Nevado Salqantay. En el camino ha Choquequirao no hay hoteles ni albergues pero si hay zonas para acampar aunque no se cuenta con servicios básicos. Es recomendable llevar abundante líquido, sales rehidratantes y pastillas para purificar el agua.

Véase también

Camino Inca a Machu Picchu
Caminata Salkantay - Machu Picchu
Turismo de Aventura: Caminatas

Referencias

Perucultura.org
Mincetur.gob
Editoraperu.com
Portalinca.com
Cusco.net
Imapi
Rumbosdelperu.com
Travel Blog: Usuario zusk


Del.icio.us! | Digg! | Meneame! | Blinklist! | Furl! | Technorati!