Chavín de Huántar

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar

Contenido

Ubicación Geográfica

Ubicación geográfica de Chavin.

Ubicado en el distrito de Chavín de Huántar, provincia de Huari, departamento de Ancash. Está a 462 kilómetros al noreste de Lima, Perú. El lugar tiene una elevación de 3.177 metros sobre el nivel del mar, entre la cadenas montañosas andinas de la Cordillera Negra y la Cordillera Blanca.

Chavín se encuentra ubicado en el inicio de un estrecho callejón, formado por el río Pukcha o Mosna, el que se forma con los deshielos de la Cordillera Blanca y conduce sus aguas hacia el río Marañón, donde nace el Amazonas.

Está pues en el corazón mismo de los Andes, a 3180 ms. sobre el nivel del mar, formando parte del llamado Callejón de Conchucos, que corre de sur a norte, paralelo al Callejón de Huaylas, formado por el río Santa que también se nutre de las aguas de la Cordillera Blanca, pero que por estar al occidente desagua en el océano Pacífico.

Ámbito de influencia

Una primera conclusión es que no se trata de una expansión de Chavín y que su influencia se debe más bien a contactos entre Chavín y los territorios donde aparecen vestigios "chavinoides", derivados de una relación de intercambio de bienes y servicios, donde la oferta de Chavín parece haber sido la de brindar "oráculos". Eso se concilia con la evidencia que hay en Chavín de Huántar, de ofrendas que procedían de un ámbito que incluye Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Ancash, Lima y Huánuco, con eventuales materiales que, al parecer, provenían de las costas del Guayas y de Ica, Huancavelica y Ayacucho.

Error al crear miniatura: convert: no decode delegate for this image format `/tmp/magick-XXCxVkdZ' @ constitute.c/ReadImage/530.
convert: missing an image filename `/tmp/transform_60dbdbd5ea03-1.jpg' @ convert.c/ConvertImageCommand/2838.
Extensión geográfica de Chavin.

En todos esos territorios se encuentran, además, indicios del contacto con Chavín, que se expresa, en los mejor conocidos, en una época en la que se produjo una suerte de "moda" chavinense, que se expresa en el hecho de que el arte local es alterado por la inserción de una serie de motivos y personajes que tienen una madura representación en Chavín mismo. Eso ocurre, en casi todas partes, entre los años 800 y 500 a.C. Desde luego, antes de esa época, durante más de un milenio, los pueblos de ese territorio habían desarrollado sus propias maneras de hacer las cosas, en una larga etapa Formativa, conocida como "inicial" y aun antes, durante el período Arcaico.

El grado de impacto de la influencia chavinense fue muy diverso. Nada indica que "exportaran" sus divinidades propias; en cambio sí sus temas sacralizantes, como la forma de las bocas, las bocas agnáticas, los ojos excéntricos, las garras, las cabezas de serpientes y, sobre todo, los colmillos. Los estilos contemporáneos, como los de Jequetepeque, Cupisnique, Huacaloma, Kuntur Wasi, Ancón y Paracas, tomaron mucho de esta "moda", que incluye usos y formas del espacio arquitectónico y el traslado multidireccional de diversas tecnologías. Pero, mantuvieron siempre su autonomía regional.

Medio Ambiente

Chavín representa el final de una larga etapa de múltiples ensayos en el dominio de los pueblos sobre sus condiciones materiales de existencia. La agricultura, convertida en la estrategia principal de vida, implicó una serie de transformaciones en el medio, que iban desde el traslado del agua mediante canales de riego, hasta la creación de nuevos campos de cultivo en terrenos donde éstos no eran posibles.

Chavín es sierra templada más bien que fría, pese a estar por encima de los 3000 ms. Tiene una estación lluviosa que es generalmente más larga que la seca.

Chavin_de_huantar_medio_ambiente.jpg

Las lluvias se inician normalmente en noviembre y duran hasta abril, pero los meses intermedios son indeterminados, como lo son las sequías y los "años húmedos". Usualmente en mayo ya no debe llover y de hecho junio y julio son meses considerados "secos" y agosto es indeterminado, aveces seco con muchos vientos -que duran hasta setiembre- y aveces húmedo. En junio y julio hay heladas en las noches. Entre enero y marzo las lluvias pueden ser torrenciales; los ríos crecen entonces y tienden a romper sus cauces.

El hombre Chavín

Sociedad Chavín.

Hay tres tipos (hombre-mujer) de pobladores: los sacerdotes de Chavín, los peregrinos de diversas partes, con rango de sacerdotes, y la gente común. La diferencia entre el hombre y la mujer parece significativa, aun cuando el papel que el sexo femenino jugaba en la liturgia era muy importante; eso podría llegar hasta el punto que pudieran haber sacerdotisas mujeres. De hecho, casi todos los personajes sagrados que conocemos, presentan una versión femenina junto a la masculina.

La pintura facial es un rasgo característico de los hombres importantes. Las mujeres "nobles" , como la que estaba representada en un inmenso mural de Moxeke (Casma), y la gente común (incluso los varones) no usaban pintura facial.

Los sacerdotes y otros personajes importantes, llevaban tocados de diverso tipo: emplumados, coronas, bonetes, diademas. Algunos de ellos estaban hechos en oro, tal como sabemos gracias a los descubrimientos de Kuntur Wasi, en Cajamarca, donde se han hallado las coronas y diademas.

Aparte de tocados, usaban también pulseras de oro, ajorcas, pectorales, collares y aretes circulares (como los del Lanzón) y rectangulares, adornados con dibujos de personajes sagrados repujados o incisos. Esto es común para los señores de Chavín y los peregrinos que llegaban al templo en busca del oráculo.

Los hombres comunes llevaban sólo el taparrabo y tal vez una manta para cubrirse; los cargadores y cargadoras llevaban los cántaros sobre la cabeza y las cargas de la espalda sostenidas por la frente. Los peregrinos y los sacerdotes de Chavín se diferencian por los detalles de los tocados y la iconografía de sus vestidos y adornos.

La fauna de la época

Puma caracteristico de la zona de aledaña a Chavin de Huántar

Los camélidos eran los más importantes, dado que son los más frecuentes en los depósitos de desecho que se conocen. La alpaca fue representada en piedra, con un hoyuelo en la parte superior del lomo y usada en ritos especiales de fertilidad, donde la figura era conocida con el nombre de "conopa". Fue poco antes de esta época que las llamas y alpacas fueron implantadas en la sierra de Cajamarca. También conocían el cuy doméstico y aparentemente el pato "joque". Del mismo modo, hay certeza plena que el "perro sin pelo" ya era criado en este tiempo.

Entre las ofrendas de comida que fueron depositadas en la Galería de las Ofrendas de Chavín, se halló un muestrario de la fauna de ese tiempo. Había los tres tipos de venado que aún hay en el Perú hoy: la taruca, tarugo o huemul; el "rabi-blanco"; y, el pequeño y veloz mazama. Había también restos de la vizcacha sureña y aparentemente del conejo nor-andino. Había también restos de zorros y de comadrejas o "raposas".

Se encontró también cantidad de huesos de aves, de las cuales eran comestibles los patos, perdices, las pavas de monte, codornices, palomas y ciertos pájaros; en tanto que los loros, lechuzas, halcones y cóndor, cumplían una función litúrgica, tal como aparece en la iconografía. Por causas de la liturgia, igualmente, las ofrendas agregaban varias aves acuáticas, tales como huerequeques, pariwanas, gaviotas, gallaretas y otras. Junto a ellos, había una gran cantidad de peces marinos y conchas de diversa procedencia.

La iconografía chavinense presenta en una primera posición de importancia al cocodrilo, el felino, el halcón y la serpiente, junto a personajes ligados al mar y, en general, al agua. Hay también íconos con la imagen del mono, el buho, el cangrejo y la araña.

La flora de Chavín

Flora de Chavín-Cactus

Una de las características más importantes de esta época, es el intenso tráfico de bienes y el intercambio de tecnologías. Gracias a eso, plantas que eran sólo características de un hábitat específico, comenzaron a circular en otros, lo que indujo en muchos casos a exitosas experiencias de adaptación. Ya todas las plantas susceptibles de domesticación eran del dominio de los agricultores y ya estaba largamente superada la etapa de los cultivos incipientes. Los nuevos experimentos estaban más bien asociados a la intensificación agrícola, la búsqueda de nuevas y mejores tierras, y el desarrollo de técnicas calendáricas para la previsión del tiempo y manejo del agua.

Sin duda, los tubérculos, las legumbres y ciertos granos eran una parte importante de la dieta diaria; la papa, la yuca y el camote en primer lugar, junto a los frijoles, el pallar, la canavalia el tarwi o chocho y el maíz. El amaranto o kiwicha, la quinua, el olluco, la oca y la achira eran parte de una dieta más regional.

Estilos

Gracias a los hallazgos de la Galería de las Ofrendas, ha sido posible aislar 4 estilos o modalidades del estilo Chavín que coexistían, que se ha bautizado como: Ofrendas, Floral, Dragoniano y Qotopukyo.

Dragoniano

Este estilo tiene su presentación más compleja en el Obelisco Tello, que fue también considerado hace muchos años, como "estilo Chavín N" por el arqueólogo A.L. Kroeber, por el parecido que él le encontraba con el arte Maya.

Es un estilo de larga duración, pues debe haber nacido hacia el año 1100 a.C. y continuado por unos 400 años. Está asociado al culto a un Dragón con cabeza de Cocodrilo. Todos los iconos dragonianos -lagartos, serpientes, peces, aves y felinos- parecen vinculados a este culto en la mitología andina.

Hay dos tipos de "dragones", uno cuya cabeza es la del inmenso lagarto o cocodrilo que vive en los ríos de la cuenca del Guayas; otra, cuyo rostro tiene unos "ganchos" y que se considera que puede ser de una serpiente.

Floral

iconos que más le caracterizan son los que representan una aves con las alas desplegadas y una cabeza que combina el pico de las rapaces con una boca con colmillos, junto con los de unos felinos con manchas como las de los jaguares, y una permanente presencia de serpientes.

Qotopukyo

Presenta íconos que no aparecen en los otros estilos chavinenses, tales como hojas y una serie de signos o figuras abstractas, en forma de cuadros, triángulos, rombos o círculos de lados curvos, huellas plantares de felinos, flores y otros, como si fueran "glifos" o partes de otras figuras más complejas.

Raku: Cupisnique en Chavín

Es una modalidad de Cupisnique, que está representada en Chavín por unas pequeñas botellas, mayoritariamente con un gollete en forma de estribo.

Es una cerámica característicamente Gris claro, muy delgada, que tenía la superficie ahumada, negra y brillante, decorada con desniveles, ya sea con incisiones, excisiones o modelado.

Mosna

Es una alfarería sobria, de color anaranjado claro, pintada con una gruesa pintura roja, con diseños muy abstractos, en los cuales se puede advertir una cierta conexión con personajes chavinenses tales como el águila, la serpiente y aparentemente también el felino.

Arquitectura

El Templo Antiguo

La construcción más antigua de Chavín de Huantar es el llamado Templo Antiguo, una construcción de piedra en forma de U que rodea una plaza hundida circular. El templo está atravesado por una serie de galerías subterráneas, en una de cuyas intersecciones fue encontrado el ídolo principal del complejo, el denominado Lanzón Monolítico.

Chavin_de_huantar_templo_antiguo.jpg‎

Este es una alta escultura en forma de un gran cuchillo clavado en el centro del templo. Representa a un personaje pequeño con rasgos de felino y serpiente, por ejemplo tiene una gran boca con las comisuras hacia arriba y grandes colmillos y una cabellera de serpientes. Otra escultura asociada al Templo Antiguo es el Obelisco Tello que aunque fue hallado fuera de contexto, probablemente estuvo ubicado en el centro de la plaza circular. Representa un estadio posterior en el desarrollo de la iconografía Chavín. Muestra a una pareja de seres míticos con forma de grandes caimanes con rasgos de felinos y serpientes, que al parecer eran una especie de dualidad originaria. Existen evidencias de que el Templo Antiguo atrajo a un gran número de fieles, incluso de pueblos lejanos, cuya huella a quedado registrada a través de sus ofrendas. Con el paso del tiempo, el Templo Antiguo fue quedando reducido para las necesidades del culto, así que fue ampliado progresivamente hasta crear el llamado Templo Nuevo en su ala derecha.

El Templo Nuevo

El templo nuevo tiene su núcleo principal en una inmensa plataforma tronco-piramidal, que es el Templo Mayor, que se formó a partir de varios agregados al ala sur del Viejo Templo.

Chavin_de_huantar_templo_nuevo.jpg‎

El Templo Nuevo tenía un pórtico espectacular, al que se accedía mediante una secuencia de escalinatas que venían prácticamente desde el río.

Hacia el oriente se abre una gran plaza cuadrangular, de 50 ms. de lado, con una escalinata al centro de cada lado, donde hubieron ornatos que hoy están perdidos.

La plaza está rodeada de una plataforma, pero además tiene dos plataformas laterales más altas -al norte y al sur- con lo cual se obtiene una nueva versión de edificio en forma de "U".

Ubicación Cardinal de las Edificaciones

La orientación de los edificios construidos en los centros ceremoniales de la época Chavín siguen una misma orientación, aun cuando ellos se construyan a grandes distancias.

Todos los astros nacen en oriente, de donde viene la lluvia, y mueren en el poniente, en el mar, más allá de los desiertos de la costa. Por eso, no es nada casual que los muros y los vanos de los edificios chavinenses, o algunas partes de ellos, estén orientados hacia el nordeste, el sudeste o el Este.

En el centro del templo principal, en el interior, a más de 15 metros de distancia de la luz solar, en un recinto estrecho y absolutamente oscuro, está el ídolo del Lanzón; una imagen sagrada, en forma de un ser humano, que saluda con la mano derecha, mirando al oriente. Todo es obscuridad, hasta que una mañana cada año, o tal vez dos, la luz del sol, penetrando hasta la estrecha galería, iluminaría la imagen, directa o indirectamente, por unos breves instantes.

Construcciones Subterráneas

Las macizas plataformas piramidales de Chavín, si bien son en efecto "macizas", tienen una serie de pasajes y galería interiores, a modo de soterrados o sótanos, que se desplazan en los ejes este-oeste y norte-sur de los edificios, junto con otros similares que hay en los alrededores, debajo de los templos o en sus costados.

Chavin_de_huantar_construcciones_subterraneas.jpg‎

Varias de estas "galerías" son en realidad ductos de drenaje, que sirven para recoger el agua que se almacena en la superficie, por las lluvias o transporte artificial, y luego conducirla, por una suerte de gran desagüe, hacia el cauce del río Mosna, donde desemboca por una galería que está construida a un nivel más bajo que el del agua del río, de modo que no se aprecia realmente su punto de salida.

La galería de los Laberintos

Éste es uno de los muchos complejos de pasajes subterráneos que tiene el templo de Chavín. Algunos de ellos, como la Galería del Lanzón, en forma de cruz, servían como un oratorio donde se guardaba la imagen de la divinidad u otros personajes sagrados. Otros, servían para funciones litúrgicas que desconocemos, y algunos eran lugares donde se depositaban ofrendas. Generalmente, se trata de pasajes alargados que tienen a sus lados unos espacios a manera de celdas.

En relación con el viejo templo, aparte de la galería donde estaba la Gran Imagen, había al menos tres complejos de pasajes, uno de ellos al lado de la galería del Lanzón, al que hemos bautizado como "Galería de los laberintos", por su extraña configuración.

Litoescultura

El arte lítico chavinense no es propiamente escultórico, pese a que existen más de cien esculturas de cabezas monstruosas, humanas, de animales, etc. Se trata en realidad de un manejo de superficies planas, en donde se graban imágenes relacionadas con el culto. Es un arte asociado a la arquitectura.

El Lanzón Monolítico

Se encuentra en la galería más profunda de las 14 que existen en el templo antiguo. Este monolito prismático mide 4.54 metros de alto y la imagen central presenta a la divinidad principal de los Chavín: el dios Jaguar.

Chavin_de_huantar_lanzon_monolitico.jpg‎

La imagen es de un ser antropomorfo de rostro fiero y agresivo, adornado con orejeras a cada lado, brazaletes en las muñecas, cabello aserpentado, colmillos muy crecidos y con las manos y pies rematados en filosas garras. Los arqueólogos coinciden en señalar que fue la Huanca o piedra sagrada más venerada de Chavín y el motivo de las peregrinaciones en la primera fase de esta sociedad, aunque se duda que la población haya tenido acceso a percibir la imagen por su carácter sacro.

El Obelisco Tello

El Obelisco de Chavín es la escultura más compleja que se conoce en el Perú. Es una pieza alargada, prismática, de 2,52 m de altura, que tiene una sección de 40 cm que estaba dentro de la tierra, de modo que se fijaba, verticalmente, en el centro de la plaza circular.

Representa a una divinidad compleja: la unión de dos caimanes. En toda su superficie se representan multitud de otros elementos: hombres, aves, serpientes, felinos, plantas (calabaza, ají, maní, yuca), etc...

El montruo divino parece alimentarse de todos ellos.Es dificil perfilar el detalle en este maremagnum de figuras , pero aparecen aspectos que son comunes a las representaciones escultóricas Chavin:

La divinidad presenta labios gruesos, con afilados dientes que sobresalen de su boca. Otras bestias presentes se muestran tambien con ese patrón, el de “boca atigrada”, tan característica de Chavin. Las extremidadesde la divinidad están provistas de manos-garra, con largas uñas

El Pórtico de las Falcónidas

En la fachada del Templo Nuevo hay una portada, hermosa, que tiene en el centro dos columnas cilíndricas de piedra negra, que sostienen un dintel voladizo, a modo de cornisa, cuya mitad sur era de piedra blanca, en tanto que la del norte era de piedra negra.

Chavin_de_huantar_portico_falconidas.jpg‎

Las columnas están íntegramente grabadas, con la imagen de dos aves míticas antropomorfas, una hembra al norte y un macho al sur. En la cara visible de la cornisa hay grabadas las figuras de siete aves que van de sur a norte y otras tantas en dirección contraria.

El dintel de los jaguares

La subida a la gran plaza circular estaba adornada por unas columnas cilíndricas al parecer lisas, que sostenían un dintel con las imágenes de cuatro felinos que estaban juntos, en parejas, sentados unos al lado de otros (y no en fila), de modo que la composición aparece con pares de cabezas, unidas por una sola gran boca -como siameses- y un cuerpo alargado, como si fuese la imagen de un saurio, con dos pares de patas. El hecho de que entre las piernas hay una plumas o escamas, hizo pensar a algunos analistas que se trataba de un dragón como el que aparece en el Obelisco Tello.

La estela Raimondi

Está hecha en una losa rosada, de casi dos metros de altura y 73 cm de ancho y sólo 17 cm de espesor. Tiene una cara grabada y otra lisa. Fue hayada en el pueblo de Chavín y allí la usaban para fines domésticos (como mesa de comedor y como batán).

Chavin_de_huantar_estela_raymondi.jpg‎

Un ser antropomorfo, con fauces de felino y garras en las manos y los pies, que sostiene unos báculos frondosos de volutas y serpientes. Encima de la cabeza, como si fuera un tocado emplumado, una sucesión de 4 personajes que pudieran ser una suerte de elaboradas imágenes de serpientes. Todas tienen una boca en forma de U, con pares de dientes, un par de colmillos y un diente triangular central que cubren el labio inferior (bocas agnáticas).

Las cabezas clavas

En la parte alta de los templos, debajo de las cornisas, había una hilera continua de cabezas talladas en piedra. Las cabezas expuestas podían ser de enemigos capturados en la guerra, o de prójimos cuya memoria querían preservar.

Datos Útiles

Clima: La temperatura promedio anual es de 18ºC (máxima de 18º C y mínima de 9º C). Los meses para su visita son de abril a octubre, idealmente de junio a agosto.

Error al crear miniatura: convert: no decode delegate for this image format `/tmp/magick-XXzlIz8e' @ constitute.c/ReadImage/530.
convert: missing an image filename `/tmp/transform_7b7e76114996-1.jpeg' @ convert.c/ConvertImageCommand/2838.
Chavin_de_huantar_cabeza_clava.jpg‎

Acceso: A 110 km al sur este de Huaraz (3 horas y 30 minutos aprox).

Referencias

Educared
Peru Cultural
Rincón histórico
Gabrielbernat
La historia Perú