Cerámica Chulucanas

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar
Vasijas de Chulucanas

El Perú cuenta como con muchos vestigios culturales de los antiguos reinos que gobernaron el mismo espacio geográfico. Los vestigios son varios, desde construcciones arquitectónicas hasta elementos de artesanía. Entre estos últimos uno de los más reconocidos y que cuya practica y producción se sigue realizando en la actualidad es la cerámica Chulucanas. Proveniente del norte del Perú, en el departamento de Piura, la cerámica ha sido reconocida a nivel mundial por su fina calidad y acabados únicos, además de los registros y culturales que en ella se representan.

Contenido

Antecedentes

Representación cultural en la cerámica

Chulucanas es un pequeño pueblo situado a 1 hora de viaje en auto de la ciudad de Piura, a 1000 km. de Lima, en la costa norte del Perú. Las raíces culturales de las cerámicas Chulucanas vienen de las culturas prehispánicas Tallán y Vicus aproximadamente 500 años d.C. que se desarrollaron en este espacio geográfico. Las técnicas de alfarería de estas culturas quedaron en la memoria colectiva y en los restos de cerámica encontrados. Se atribuye el resurgimiento de las técnicas de alfarería de los vestigios Vicus y Tallanes alrededor de los años 60 por los ceramistas Máx Inga Adanaque, Gerásimo Sosa Alache y José Luis Yamunaqué, hijos de alfareros piuranos. Quienes lograron exponer sus creaciones en EEUU e iniciar un proceso de investigación que enriquecería las creaciones modernas de los artesanos jóvenes.

Características

Plato que muestra de la belleza de la cerámica

Las cerámicas Chulucanas requieren de materiales y técnicas específicas para poder tener una muy buena calidad y finura. El material utilizado para su creación es la arcilla, recogida de las mismas zonas de producción en el norte del país.

Proveniente de la Cultura Vicus, se adoptó la técnica del “negativo” o “reserva” que es muy parecida a la del Batik en la que se remplaza la arcilla por cera. Esta técnica es parte del la fase de decoración antes de ser introducida en el horno de ahumado acondicionado con hojas de mango.

De la cultura Tallan se ha conservado el “paleteado”, que consiste en realizar golpes rítmicamente con una paleta de madera y una piedra redondeada para poder hacer vasijas, la paleta golpea rítmicamente en el exterior de la vasija para que vaya tomando forma y se controla el espesor, mientras que en el interior la piedra, a manera de yunque, va presionando la arcilla con la paleta adelgazando y dando forma.

Los motivos de las cerámicas suelen representar costumbres de la zona como los cholos, chicheras, cantores, piajenos, etc. La función contemporánea es más decorativa que utilitaria. Las nuevas técnicas están buscando crear un trasfondo de vidriado k permita hacer a las vasijas impermeables a los líquidos.

Pasos de elaboración

Artesano realizando la técnica del paleteo

Modelar

La cerámica puede realizarse o formarse en un inicio tanto con el uso de las manos del artesano o con el de moldes. El uso de las manos supone la formación de rollitos o chorizos de arcilla se superponen uno sobre otro y con los dedos se pega, adelgaza y se va dando forma, quedando de esta manera el ceramio hueco o vacío interiormente. Por la necesidad de hacer una amplia cantidad de cerámicos para cubrir la demanda que tiene esta cerámica, se utilizan moldes de arcilla o yeso, con los que se reproducen los moldes en cantidades mayores.

Engobe

Luego de ser formada la cerámica se realiza la técnica de engobe donde se pintan con arcilla de colores o elementos minerales, en estado húmedo, las expresiones culturales o características de cada vasija.

Bruñido

El pulido o bruñido se realiza con unas piedritas muy finas y brillantes, con las que se les da el acabado mediante un proceso de pulido en estado semi-húmedo del ceramio. Con la piedra se frota sobre la superficie del ceramio constantemente hasta obtener una superficie satinada y homogénea. Esta operación se realiza 3 veces enteramente a mano y requiere de mucha destreza, a fin de no ocasionar rajaduras o daños a la pieza, daños que a veces no se perciben sino después de hecha la quema de bizcocho.

Artesano haciendo los detalles antes del engobe

Quemado

Se realiza el quemado o cocción de los cerámicos e realizan en hornos a leña a una temperatura de 900°C por unas 5 horas recubierto por hojas de la planta del mango. Estos hornos son construidos por los propios artesanos y alfareros en forma artesanal, y utilizan la leña (pedazo de tronco del Algarrobo, árbol piurano muy frondoso y leñoso) para hornear los cerámicos.

Acabados

Se retiran las piezas del horno de ahumado, limpiarlas, sacándoles la barbotina y darles el acabado final con ceras y betunes, frotándolas hasta dejarlas con un satinado impecable. Cuando se trata de piezas utilitarias, como vasijas y floreros, se les aplica además una solución impermeable que permite retener agua en un 95%.

Referencias

Arteturcites.com
Regionpiura.gob
Citeceramica.com
Monografias.com