Castillo de Chancay

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar
Castillo Chancay

Contenido

Ubicación

El castillo se encuentra en el departamento de Lima, provincia de Huaral, distrito de Chancay, a la altura del kilómetro 83 de la carretera Panamericana Norte.

Acceso

Por la carretera panamericana norte, a una hora en auto desde Lima. Está culminando Pasamayo, a la izquierda, al margen del mar de Chancay.

Si no se cuenta con movilidad propia, se pueden tomar los buses que van al norte, cuyos terminales FORMALES se encuentran en Lima. El precio del pasaje varía de 3 a 5 nuevos soles.

El bus colectivo desde el Cruce de Huaral al Castillo cuesta 1 nuevo sol, y si se quiere ir en taxi desde este mismo punto de partida, el precio es de 2 nuevos soles.

Historia del Castillo

El Castillo Chancay, ubicado en la calle Primero de Mayo, a poca distancia de donde se encuentra hundido el navío chileno “la Covadonga”, empezó a construirse en 1922 por iniciativa de doña Consuelo Amat y León, bisnieta del Virrey Manuel Amat y Junet y esposa del tres veces alcalde de Chancay, Rómulo Boggio.

Este castillo fue en sus inicios obra de Consuelo Amat y el arquitecto León Rolando. Su origen imaginativo se debe a las influencias que Consuelo Amat recibió durante su estancia en Europa, donde a parte de aprender la cultura de este continente también escribió gran cantidad de poemas. La primera construcción fue el hotel Villa Madre Perla, una edificación que perfilaba las futuras intenciones de construir un castillo.

Castillo Chancay

La muerte de su esposo en 1924 fue lo que hizo que Consuelo Amat se decidiera levantar el castillo. En homenaje a él lo construyó al borde del acantilado, de manera que al ver al mar podía recordarlo. La obra se inició en 1925 y concluyó diez años después, teniendo como objetivo ser un hogar donde ella pudiera vivir con toda su familia. Sin embargo, este objetivo se fue desvirtuando con el tiempo, y el castillo quedó abandonado luego que toda la familia partiera a Lima para vivir.

Recién en 1990, gracias a la iniciativa de Juan Winston Barreto Boggio, nieto de Consuelo Amat, el Castillo fue reconstruido para proceder a la correspondiente puesta en valor. Siguiendo los planos originales, el castillo fue remodelado.

Actualmente tiene una extensión de 4000 metros cuadrados, siendo el área construida de 2200 metros cuadrados. Cuenta con diez salones de recepción, 250 habitaciones, doce terrazas, diez salones, 4 torreones, y escalinatas y túneles que desembocan en el mar. También hay caballerizas, patios, cocinas, comedores, piscinas y un parque. El total de ambientes de de 800 y los pisos son 5.

Atractivos

El mayor atractivo del castillo es su fachada y sus diseños arquitectónicos correspondientes a un edificio medieval. Sus atractivos interiores son los siguientes:

  • Salón de los recuerdos:

Punto de inicio del castillo. Está hecho totalmente de adobe. Fue la habitación de Consuelo Amat, y en su interior se guardan enceres de la dama, reliquias y la caja registradora del hotel de aquel entonces, el “Madre Perla”. También hay objetos de familia que datan del siglo XIX.

Piscina en el interior del Castillo
  • Salón de caza

Se guardan animales disecados recolectados en diferentes partes del mundo. Es una importante colección, única en esta zona.

  • Museo de la cultura Chancay

Colección de ceramios, momias y tejidos de la cultura Chancay encargados por el INC a los dueños del castillo.

  • Mirador

Tiene vista al mar. Como punto principal muestra el sitio donde fue hundida la embarcación chilena Covadonga durante la guerra con Chile.

Sobre la orientación turística de estos espacios, cabe decir que el servicio de guiado es totalmente gratuito.

Organización

La actual administración ejerce el cargo desde 1989, y los servicios que ofrece al través del castillo son los de hotel, restaurant, piscinas, juegos recreacionales y museos. En fechas especiales como semana santa o 28 de julio se contratan orquestas para la animación. Hay una promoción especial de 12 nuevos soles de ingreso que consta de derecho de entrada, comida y uso del billar. Si se quiere hacer uso de la piscina el costo es aparte.

El castillo de Chancay, junto con las Albuferas de medio mundo y las lomas de Lachay, forma parte del circuito turístico de Lima Norte. Para publicitar el castillo, la administración ha hecho convenios con CENFOTUR, USMP y la Universidad de Huacho.

La ocupación del hotel es relativa, por lo que se está trabajando en establecer alianzas con cadenas hoteleras. La temporada alta es en verano, cuando ingresan 3000 ó 4000 visitantes semanales; en invierno la afluencia desciende a 1000 por semana, siendo la ocupación máxima de 5000 personas. Entre agosto y octubre se hace convenios con colegios para paseos escolares. La afluencia de turistas extranjeros es escasa.

Frontis y barranco

Problemática

  • El problema más importante es la contaminación hecha por las fábricas de harina de pescado, las que contaminan el mar y dañan el paisaje.
  • Otro problema importante son los impuestos demasiado altos. Considerando que la mayor afluencia al castillo es del sector C y D, se podría cobrar una tarifa de 5 soles si los impuestos no incrementaran la tarifa a 10 ó 12 nuevos soles.

Vinos Castillo de Chancay

Su origen se remonta a tiempos anteriores al castillo, y la idea pertenece al matrimonio de Consuelo Amat y Rómulo Boggio. Ella, de ascendencia española, y él, de italiana, juntaron sus conocimientos y aprovecharon la buena producción de uvas de la región, creando así una receta que se mantendría oculta hasta 1990, cuando los descendientes de esta pareja decidieron producir nuevamente este vino en las bodegas del castillo.

El vino “Castillo de Chancay” es un borgoña de la región que se caracteriza por ser un vino joven y lleno de aroma floral, intensamente frutado. Se sirve a 18°C y es ideal para acompañar con las comidas.

Chancay

Chancay tiene un área de 150, 11 kilómetros cuadrados y posee una población de 35060 habitantes. Su historia está directamente relacionada con su puerto y los recursos marinos: en 1970 se despegó como un importante centro naviero de barcos de gran envergadura, y aunque se proyectaba magníficamente, intereses burocráticos frustraron este desarrollo. Sin embargo, las plantas de harina de pescado si apostaron por la zona y establecieron sus plantas a lo largo del litoral; el único y crucial problema es que no lo hicieron con el debido estudio de impacto ambiental, de manera que los desechos de las plantas las arrojan al mar causando considerables problemas ecológicos.

Chancay no es un destino recomendable para turismo de playa, pero sí para descanso y entretenimiento. Cuenta con un excelente clima templado cálido y una vista romántica del litoral, claro, siempre y cuando esta vista sea desde el castillo.

Turismo

De recreación.

Enlaces

Castillo Chancay
Perú Top tours
Gratis web
Goecities