Área de Conservación Privada Chaparrí

De Wiki Sumaq Peru
Saltar a: navegación, buscar
Animales en custodia

Chaparrí es sin duda el paraíso de la protección y la conservación biológica en Perú. La administración pública debería aprender mucho de la administración privada.

Contenido

Denominación

Creada por Resolución Ministerial 1324-2001-AG en el año 2001, Chaparrí fue la primera área de conservación que contó con la opinión favorable de la Dirección General de Áreas Protegidas del Instituto Nacional de Recursos Humanos (INRENA).

Áreas de Conservación Privada, concepto según INRENA

Extracto textual: Son áreas de conservación creadas en parte o la totalidad de predios de propiedad privada cuyas características ambientales, biológicas, paisajísticas u otras análogas, pueden complementar la cobertura del SINANPE, aportando a la conservación de la diversidad biológica e incrementando la oferta de oportunidades para la investigación científica, la educación y el turismo especializado. Para el reconocimiento de Áreas de Conservación Privada se priorizan aquellos predios ubicados en las zonas de amortiguamiento de las áreas protegidas de administración nacional. La denominación genérica que se da a estas áreas protegidas es la de “Área de Conservación Privada”, que corresponde a una categoría única. El reconocimiento de las Áreas de Conservación Privada se basa en un acuerdo entre el Estado y el titular del predio a fin de conservar la diversidad biológica en dicho predio por un período no menor a 10 años renovables. El incumplimiento de las obligaciones de este acuerdo por parte del titular del predio determina la pérdida de su reconocimiento como Área de Conservación Privada. En la actualidad, existen las siguientes áreas de conservación privada reconocida: Chaparrí, en el departamento de Lambayeque, Cañoncillo en La Libertad, Pacllón en Ancash.

Labores de cuidado a los animales

Objetivos

  • Rehabilitación y reintroducción de especies de fauna silvestre en peligro de extinción.
  • Protección de los bosques secos y las especies de fauna existentes.

Ubicación

Se encuentra en el departamento de Lambayeque, provincia de Ferreñafe, distrito de Chongoyape, y en el departamento de Cajamarca, provincia de Chota, distritos de Llama y Miracosta. Como mencioné, el área pertenece tanto a Lambayeque como a Cajamarca; en Lambayeque ocupa los territorios de la comunidad Santa Catalina de Chongoyape. Otras comunidades cercanas son Santa Lucía de Ferreñafe y Yaque.

Extensión

34412 hectáreas.

Administración

La zona es manejada por la misma comunidad de Santa Catalina de Chongoyape de manera conjunta con Heinz Plenge y Bernie Pleyton, uno fotógrafo y el otro ecologista, y ambos asesores para la creación de una primera área de preservación manejada por la misma población circundante; luego ya viene la participación de la ONG Naym Lap. La historia tiene dos orígenes: por un lado, los comuneros estaban decididos a conservar y proteger sus recursos naturales de la excesiva caza de osos de anteojos, zorros costeños, pavas aliblancas y venados de cola blanca, y también de la tala de vegetación de bosque seco. Por el otro, el fotógrafo Heinz Plenge buscaba un área natural donde descansar de sus arduos viajes al interior del Perú. Ambos contextos se juntaron y nació la idea de formar un área protegida administrada por la propia población, para así asegurar la debida protección que debería pero no brinda el Estado. Heinz Plenge llamó a su amigo Bernie Pleyton, un ecologista especializado en la protección del oso de anteojos, y así nació este proyecto que hoy muestra sus frutos.

Paisaje

Plenge creó confianza en la población y, ya sin resquemores, propuso un trato: él ayudaría a la comunidad en lo referente a organización y defensa de sus derechos siempre y cuando los pobladores adoptaran a largo plazo el objetivo de cuidar sus recursos y el medio ambiente. No hubo objeciones y el proyecto inició, creándose un comité de gestión que desarrolló juntas de administración local, 5 comités organizados de ganadería, coto de caza, educación ambiental y salud, y dos microempresas de ecoturismo y apicultura.

Esta iniciativa ecológica no sólo tuvo horizontes de conservación y protección, sino también de promoción de trabajo: gracias a la creación del Área de Conservación Privada Chaparrí hoy se benefician 500 personas de la comunidad, las cuales se desenvuelven en empleos de guías de ecoturismo, meseros, cocineros, personal de limpieza, alquiler de caballos, provisión de comidas, artesanías, hotelería y transporte. Inclusive, la WWF (World Wild Fund) auspició un taller para 15 guardaparques voluntarios dictado por tres profesionales extranjeros.

Como dato cabe mencionar que Chaparrí organiza anualmente el campeonato de fulbito “Copa el Oso”, cuyo lema es “el oso es agua”. ¿Qué quiere decir esto? Pues que el oso, como especie importante en el ecosistema, disemina las semillas y esparce la formación vegetativa, la responsable de conservar el agua del bosque seco.

Los proyectos actuales de Chaparrí se enfocan en reintroducir guanacos y cóndores reales en el área, como también en desarrollar la apicultura y abrir temporadas de caza. Por supuesto, el más importante proyecto es cómo proteger y conservar todo lo que han logrado de la amenaza próxima: la minería.

Y respecto a Plenge, no se podía esperar otra cosa: debido a sus contribuciones en Santa Catalina de Chongoyape, la comunidad lo declaró miembro honorario de la comunidad.


Gran corredor Biológico Cultural Gran Chaparrí

En Gobierno Regional de Lambayeque, mediante Ordenanza Regional N° 027-2003-GR.LAMB./CR. reconoció el corredor Biológico Cultural Gran Chaparrí como asunto de interés regional. Este proyecto busca establecer estrategias para el manejo sostenible de las cuencas medias y altas de los ríos Zaña, Chancay, La Leche, Motupe, Olmos y Cascajal. La Ordenanza destaca entre otras cosas el modelo implementado por la Comunidad Campesina Muchik Santa Catalina de Chongoyape en la Reserva Ecológica Chaparrí. Este corredor abarca las siguientes áreas de interés:

  • Parque Nacional Cutervo.
  • Bosque de Protección Pagaibamba.
  • Zona Reservada Chancaybaños.
  • Reserva de Chaparrí.
  • Santuario Histórico Bosque de Pómac.
  • Zona Reservada Laquibamba.

Accesibilidad

Está a 70 kilómetros de la ciudad de Chiclayo, tres horas de viaje.

Geografía

Chaparrí

Es el nombre del cerro que divide las comunidades de Chongoyape y Batán Grande, y que también divide la cordillera de los andes y la planicie desértica de la costa. Es sagrado para los pobladores de estas localidades, y los poderes nigrománticos que le atribuyen los brujos y chamanes del norte hacen que Chaparrí sea un centro de peregrinación para la magia negra de este lado del país. Temido y respetado, los pobladores sólo transitan por el cerro Chaparrí de día. Es considerado un Apu, un tutelar, donde las plantas alucinógenas crecen por doquier.

Hidrografía

picaflor

Río Chancay, la cuenca va de los 150 a los 1533 m.s.n.m.

Ecorregiones

Límite sur del bosque seco ecuatorial.

Biodiversidad

Flora

122 variedades de plantas útiles (103 géneros y 45 familias botánicas). Destaca el palo santo, el hualtaco y el pasallo.

Fauna

Lo más resaltante de este lugar es la inmensa variedad de aves: 140 en total:

  • Matorralero cabeciblanca.
  • Pitajo de Tumbes.
  • Pava aliblanca.
  • Moscareta gris y blanco.
  • Perico cabecirroja.
  • Cucarachero cejón.
  • Chirigüe gargantiazufrada.
  • Urraca coliblanca.
  • Mosquero de Baird
  • Gorrión de Tumbes.
  • Chotocabras de matorral.

Entre los mamíferos tenemos al venado cola blanca, el zorro andino, etc.

El oso de anteojos, la pava aliblanca y el cóndor real: especies protegidas

Sólo son 400 a 500 los osos andinos que habitan Perú. En Chaparrí, muchos de estos animales son recogidos de circos y otros lugares de cautiverio con la finalidad de reintroducirlos a su medio natural. Muchos de ellos logran el objetivo y llegan a reproducirse en libertad, claro, dentro de los territorios del Área de Conservación. Inclusive llegan a pesar más de lo normal: 200 kilogramos, 40 kilogramos más que el promedio. Sin embargo, en otros casos, osos que han sufrido maltrato severo, como rompimiento de mandíbulas o corte de dientes, simplemente son rescatados para cuidarlos y darles una vida afable hasta su muerte.

En el caso de las pavas, la historia se repite. La especie, declarada ya casi extinta, gracias a un convenio entre el INRENA y la comunidad de Santa Catalina de Chongoyape viene reproduciéndose en el zoo criadero Bárbara D´Achille localizado en Olmos, Lambayeque. De esta forma se han logrado reinsertar a la quebrada de Las Pavas, en Chaparrí, 16 de estas aves. Ahora un total de 350 pavas aliblancas están en condición de silvestres.

El cóndor real volvió a Chaparrí muchos años después de su última aparición por esos lares, y volvió a contar su propia historia de amor. La primera que llegó fue una hembra; la iban a vender en el mercado negro y los ecologistas la salvaron y la llevaron a Chaparrí para su cuidado. Luego llegó el macho, un hermoso ejemplar que noche y día revoloteaba en la jaula pidiendo cautiverio con tal de estar al lado de su amada. Probablemente habían sido compañeros y él la había buscado hasta dar con ella, y ahora que la tenía frente suyo no deseaba perderla, aunque por ello él tuviera que perder la libertad. Fue conmovedor. El guardián abrió la jaula y desde entonces ambos cóndores viven en Chaparrí. Pero no lo harán por mucho tiempo: ni bien logren reproducirse, ambos nuevamente serán liberados.

Turismo

Por la naturaleza de la zona, el máximo de personas que puede ingresar diariamente a Chaparrí es 30, pudiéndose hospedar sólo 12. En el 2004 visitaron mil 680 personas y, en el 2005, 2082. Para ingresar se paga 10 soles y un guía cobra 50 soles para orientar de 1 a 10 personas.

Amenazas

A medio kilómetro de Chaparrí, la compañía minera El Solitario ha empezado a realizar operaciones.

Enlaces

Darwinnet
Darwinnet 2
Birdlife
Perú Ecológico
WWF
INRENA
Parkswatch
RedturPerú
Viajeros Perú